Un punto muy brillante del Liceo

César Carballeira y Roby Di Benedetto celebran el 4-0 anotado desde el punto de penalti por el jugador coruñés | quintana

El Deportivo Liceo firmó un primer partido de la final prácticamente perfecto –mientras lo hubo–, empequeñeció al verdugo del Barça y puso la primera de las tres piedras necesarias para alcanzar su octavo título liguero.

No tardaron los de Juan Copa en probar a Martí Zapater, habitual suplente de Candid Ballart. Concretamente 40 segundos, con un palazo seco de Di Benedetto que el meta verdinegro sacó con el brazo izquierdo extendido.

Poco después, Giménez se plató solo ante Carles Grau, pero con poco ángulo y el meta verdiblanco lo frenó en seco. Fue el acercamiento más peligroso del Reus en los primeros 20 minutos, atado por la excelente defensa del Liceo, férrea, rocosa, solidaria.









Paciencia y control


Al otro lado de la pista, paciencia, control del tempo, abriendo la pista y sin conceder contraataques. En la primera que permitió el Reus, el Liceo hizo caja. La llevó Dava Torres por la izquierda, metió la bola al corazón del área y Carballeira la hundió en la red.

Marc Grau tuvo el 2-0 en una bola que, tras un rebote, le quedó franca a medio metro de la portería, pero reaccionó algo tarde y Zapater se le echó encima. No estaría el meta visitante tan veloz, ni colocado, cuando Alex Rodríguez asistió a Oruste, que escorado a la derecha impactó raso y la bola se coló pegada al tubo izquierdo de Zapater.

Este segundo golpe lo acusó, y mucho, el grupo de Jordi García. Roby no acertó a engañar a Zapater, con dos amagos, en una internada por la derecha. Pero el internacional francés tendría premio dos minutos después, con otra poderosa progresión, en esta ocasión por el lado contrario y con dos bloqueos fantásticos, puro oro, de Dava y Adroher. Tapado el meta, abierto el cielo, Di Benedetto alojó la redonda en la escuadra izquierda.

Apenas dos minutos más tarde el Liceo pudo sentenciar. Primero, Dava se topó con Zapater, y a continuación, Carballeira lo hizo con el tubo horizontal. Y así remató una primera mitad de abrumadora superioridad de los de Juan Copa, cuya única (pequeña) preocupación estaba en el marcador de faltas: 5-4.

El Reus volvió al parquet con la intención de acelerar el partido, lo mismo que hizo el Noia en el cuarto duelo de semifinales y que llevó la remontada. Sin embargo, el impulso le duró un suspiro.








Azul y sentencia


Un avance imperial de Di Benedetto por la izquierda acabó en una inocente falta de Compagno. Era penalto, pero los árbitros se les fue la mano con la tarjeta azul, que además impedirá al italiano jugar mañana. Antes del lanzamiento, Gelmá se dedicó a incordiar y a protestar. Y vio una azul muy justa. El ‘delay’ no incomodó a Carballeira, que la alojó con violencia por debajo del cuerpo de Zapater.

Ni tres minutos pasaron hasta que llegó la manita. Alex Rodríguez avanzó por la izquierda, nadie le salió al pasó y batió con un tiro raso y cruzado a un Zapater que pudo hacer más. También pudo evitar Burgaya la azul, segundos después de estrellar la bola en el tubo derecho de Zapater, que dio algo de oxígeno al Reus. Juliá demostró su maestría a bola parada venciendo a Carles Grau entre las piernas.


Restaba un cuarto de hora largo. Algo más de 15 minutos de quiero y no puedo del conjunto rojinegro –que aun así no dejó de intentarlo–, de protagonismo de los colegiados, que se inventaron un penalti por retención de Carles a 145 segundos del final, y de tranquilidad, control e importante bajada de revoluciones por parte del bloque verdiblanco, que mañana habrá otros 50 minutos para correr y pelear por el sueño de la octava. 



Deportivo Liceo 5- 1 Reus Deportivo

Liceo: Carles Grau; Dava Torres, Carballeira, Di Benedetto, Adroher –cinco inicial– Oruste, Burgaya, Marc Grau, Alex Rodríguez.

Reus Deportivo: Zapater; Rojas, Compagno, Sergi Aragonés, Raúl Juliá –cinco inicial– Giménez, Salvat, Raúl Marín, Gelmá.

goles: 1-0, min.6: Carballeira. 2-0, min.15: Oruste. 3-o, min. 21: Di Benedetto. 4-0, 29: Carballeira (penalti). 5-0, min.32: Alex Rodríguez. 5-1, min. 34: Marc Juliá (directa).

árbitros: Mayor Oliván, Cantos Bonales. Mostraron tarjeta azul a Burgaya, Compagno y Gelmá.


Un punto muy brillante del Liceo

Te puede interesar