El peligro es inminente para el Leyma Basquet Coruña

Esta canasta de Monaghan sobre la bocina dio al Leyma, en los pasados playoffs, su único triunfo en nueve visitas en Oro a Pumarín | Oviedo Baloncesto

El inapelable KO del pasado domingo en Riazor ante el Bàsquet Girona (72-96) es algo más que una derrota, lo mismo que la de hace ocho días en Palencia (80-67); son indicios de una crisis que ha llevado al Leyma Basquet Coruña a a perder el basketaveraje con dos de los equipos inmersos en la lucha por la ventaja de campo en los playoffs y a poner seriamente en peligro su estancia en el top-5 de la tabla.

Y todavía podría ir a peor. A mucho peor. A día de hoy, el conjunto naranja ocupa una ficticia quinta posición, con balance de 13-12, puesto que su último verdugo acumula las mismas victorias con un partido menos disputado, lo mismo que su rival del domingo, el Oviedo, que en la primera vuelta ganó en Riazor por una diferencia (61-83) difícilmente remontable.



Vía crucis

La visita a Pumarín ha sido un vía crucis histórico para el Basquet Coruña, que solo ha ganado una vez en el fortín carbayón: en el segundo partido de cuartos de final de los pasados playoffs. En la actual temporada, los de Natxo Lezcano han ganado 8 de sus 12 partidos como locales. Entre los éxitos está el logrado contra el líder, el Granada (80-76).

Precedentes históricos e inmediatos al margen, el caso es que la ‘marea naranja’ podría acabar la 26ª jornada fuera de los puestos de playoffs –para ello tendrían que darse cinco resultados adversos, incluyendo el propio– o por debajo del quinto, el último que da derecho a la ventaja de campo en primera ronda. Y en la 27ª visitará Riazor el Lleida, tercero en la tabla, con 18-7.

Dos de los tres equipos que comparten balance con los de Sergio García afrontarán compromisos sobre el papel sencillos, o como mínimo muy asequibles: el HLA Alicante recibe al Almansa (10-15), el Castelló visita al Iraurgi (9-15). Solo el Cáceres tiene complicado seguir sumando, ya que juega en la pista del Estudiantes (19.5). El Bàsquet Girona, ubicado en la novena plaza, última que da acceso a la postemporada, recibe al Gipuzkoa (12-12), equipo con el que Leyma sí tiene ganado el averaje.



Viaje largo y ‘coco’


Pero los hipotéticos peligros no acaban en las dos próximas jornadas. En la 28ª, la ‘marea naranja’ jugará en la cancha de un Melilla –donde han caído el Granada y el Palencia– que, con 11-14, sigue en la batalla. Y después de aterrizará en el Palacio de los Deportes de Riazor el Estudiantes.

El estado de forma del equipo que entrena Sergio García no invita al optimismo. En las últimas cuatro jornadas solamente ha superado al colista, el Huesca, y en las tres derrotas ha dado una malísima imagen, la de un grupo a años luz del de principios de temporada, cuando la fluidez en ataque era máxima, Nick Ward arrasaba todo a su paso y varios jugadores le seguían el paso.

En este marzo nefasto, el Leyma promedia 67.7 puntos anotados, una media que baja drásticamente en las tres derrotas: 62.6. Al acabar febrero, su promedio de la temporada era de más de 83 y lideraba el ránking liguero. Tres equipos lo han superado.

Ante el Girona regresó, tras 7 partidos fuera por lesión, Ashley Hamilton. Una pieza clave que debería dar un nuevo impulso a un equipo con muchas dudas en su juego. Y que urge despejar antes de que el problema sea irresoluble. 

El peligro es inminente para el Leyma Basquet Coruña

Te puede interesar