miércoles 25/11/20

Once contra once de Vázquez con la vista en el Sporting

Los deportivistas ponen los cinco sentidos en el encuentro con el que se reanudará el campeonato
El preparador deportivista dio constantes instrucciones a los jugadores  | quintana
El preparador deportivista dio constantes instrucciones a los jugadores | quintana

El Deportivo ya tiene entre ceja y ceja el partido del próximo domingo, con el que reanudará el campeonato de Liga con el objetivo de sumar los tres puntos para salir de las posiciones de descenso cuanto antes.

El cuerpo técnico dispuso ayer en la Ciudad Deportiva de Abegondo un partido en el segundo campo con dos equipos de once contra once. Esa fue la tarea principal del equipo blanquiazul en la segunda sesión de la semana, con tres más por delante para preparar el choque con los asturianos.

El míster deportivista, como es habitual, impartió constantes instrucciones a sus jugadores, consignas que quiere poner en práctica en el partido de Riazor. 

La jornada de trabajo en Abegondo dejó algunas pistas de lo que podría ser el planteamiento de Vázquez ante el Sporting, aunque seleccionando jugadores de cada uno de los equipos con los que ensayó, así que nada concluyente.

Cinco atrás, con Peru
El de Castrofeito no tendrá a su disposición para el choque al polivalente Víctor Mollejo, al que estaba utilizando como carrilero zurdo y que no podrá jugar el partido con el Sporting por acumulación de amarillas, pero todo apunta a que mantendrá el sistema con cinco atrás o, al menos, con la posibilidad de alternarlo con el de línea de cuatro ya que en el eje de la zaga estaría el centrocampista Peru Nolaskoain, flanqueado por Abdoulaye Ba, que podría debutar (y además como titular) con el Deportivo, y Javi Montero. Cabe recordar que Mujaid Sadick se perdió parte de la pretemporada por una lesión muscular de la que ya está recuperado.

En uno de los equipos, Gaku, Vicente y Çolak compartieron la medular con Beauvue y Sabin Merino como referentes ofensivos.
Antes de ese ejercicio, la mañana había arrancado con un calentamiento, un circuito con juegos y unos rondos para poner los músculos a tono antes del ejercicio que centró la jornada de trabajo.

Comentarios