viernes 15/1/21

Mucho más que una final

Ningún duelo actual puede acaparar más interés que la final que hoy (15.00/Discovery Max) enfrentará en la pista central de Roland Garros a Rafa Nadal y al serbio Novak Djokovic.

 Rafa Nadal	efe
Rafa Nadal efe

Ningún duelo actual puede acaparar más interés que la final que hoy (15.00/Discovery Max) enfrentará en la pista central de Roland Garros a Rafa Nadal y al serbio Novak Djokovic, los dos mejores tenistas del momento que se jugarán más que la Copa de los Mosqueteros: la hegemonía del tenis mundial.
El 42º duelo entre los dos tenistas que más veces se han enfrentado en la Era Open, el 12º en un ‘grande’, la sexta final de Grand Slam, el 17º en tierra batida o el quinto en Roland Garros arrastra tras de sí montoneras de estadísticas, cifras, récords y gestas que encumbran al choque al olimpo del tenis.
Además de la Copa de los Mosqueteros, el partido de hoy  pone en juego el Nº1 mundial, que hasta ahora pasea Nadal pero que puede recuperar el serbio por segunda vez en su carrera, tras haberlo perdido en octubre de 2013.
Rafa nunca ha perdido en Roland Garros contra ‘Nole’, al que venció en la final de 2012 y en las semifinales del año pasado. La Philippe Chatrier es como su casa, una arena que conoce al dedillo y donde la derrota en octavos contra Robin Soderling en 2009 es la única mancha en su impoluto expediente en París.
Djokovic ha vencido en los cuatro últimos duelos, el último en la final del Masters 1000 de Roma, en tierra batida, una superficie en la que el serbio es el tenista que más veces ha derrotado al español, cuatro.
Nadal se crece en las finales a cinco sets: solo ha perdido seis de 19, mientras que Djokovic encadena una serie de cuatro ‘grandes’ sin título y perdió la mitad de las 12 finales que ha jugado. El de Belgrado sólo ha perdido tres partidos desde la final del US Open 2013, mientras que el de Manacor ha encadenado esta temporada tres derrotas en tierra, una serie negativa desconocida hasta ahora para él.
Nadal tiene la ventaja moral. Djokovic demostró en Roma superioridad. Rafa ha mejorado enormemente su juego desde entonces. Novak ha centrado toda su temporada para ganar, al fin, el único ‘grande’ que le falta.
Los dos tienen argumentos para ganar y motivos para que la victoria sea histórica.
Nadal se convertiría en el primero en ganar cinco veces consecutivas Roland Garros, en ganar nueve veces un ‘grande’ y en encadenar un decenio sumando, al menos, un título en torneos de  Grand Slam.
Djokovic puede entrar en el club –Fred Perry, Don Budge, Andre Agasi, Rod Laver, Roy Emerson, Roger Federer y Nadal– de ganadores de los cuatro ‘grandes’. O quedarse un año más en el banquillo con Boris Becker, John McEnroe, Jimmy Connors, Stefan Edberg y Pete Sampras.
Para Nadal sería su 14º grande, con lo que igualaría a Sampras y se quedaría a tres del recordman Federer.
El año pasado en semifinales disputaron un partido sideral de cinco sets, con 9-7 en el último. Djokovic erró un remate aparentemente sencillo que le hubiera colocado 5-3 en el definitivo. Estas cosas no se olvidan. Tampoco que el calor beneficia a Rafa. Y las previsiones para hoy son de lo más halagüeño.  n    efe

Comentarios