lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Leyma Coruña: Otra gente, mismo sueño

El grupo que entrena Diego Epifanio –en la imagen falta Ingus Jakovics– iniciará liga el viernes, tras una pretemporada en la que ganó cuatro de los seis partidos y dejó muy buenas sensaciones | Pedro Puig

El viernes arranca un nuevo capítulo del sueño ACB de Leyma Basquet Coruña. Y lo hace con la renovación más profunda de los últimos años. Diego Epifanio toma el testigo de Sergio García al timón de la nave naranja, que en los tres cursos con el técnico donostiarra acarició la final de los playoffs en el 2020/2021.
 

La llegada del preparador burgalés ha venido acompañada de 8 caras nuevas más. Solo Atoumane Diagne, Javi Vega y Alex Hernández –convaleciente de una grave lesión de rodilla, no se espera su reaparición hasta marzo– sobreviven del proyecto anterior.
 

Un proyecto que empezó con muy buenas perspectivas y acabó torciéndose, por causas difícilmente explicables, hasta llegar a las eliminatorias por el ascenso más en plan comparsa que en plan el candidato que se esbozaba en los albores de la temporada.
 

En una edición 22/23 que se presenta más competida que nunca, por la irrupción de dos descendidos, el Miraflores Burgos –campeón de la FIBA Champions League en las campañas 19/20 y 20/21– y el Andorra, las dificultades del resto para fichar aumentaron notablemente.
 

Por ello el club herculino echó sus redes en Francia, donde pescó a Ingus Jakovics, Yunio Barrueta y Djordje Simeunovic. Desde los balcanes llegó el internacional croata Goran Filipovic y Lottana Nwogbo regresa al Leyma vía Países Bajos. Olle Lundqvist y Alex Galán son las únicas capturas en la LEB Oro. Y Aleix Font aterriza desde la ACB. 
 

La pretemporada naranja se puede calificar de notable alto rozando el sobresaliente. Cuatro victorias en 6 partidos. La derrotas cayeron en la pista de otro que regresa, el Ourense (70-69), y en semifinales de la Copa Galicia ante el Obradoiro (99-78). Entre las víctimas, tres rivales directos: Melilla (85-70), Oviedo (70-90) y el favorito Burgos (87-79).
 

El equipo castellano es uno de los que Diego Epifanio ha conducido a la ACB. Lo hizo en la temporada 16/17. Cuatro después devolvió al Breogán a la máxima categoría del baloncesto español. 
 

En la fase de preparación, el Leyma ha dejado la impronta de equipo compacto, que no depende de ningún jugador en ataque, de ritmo constante y machacón, bueno defensivamente y capaz de correr.
 

Un puñado de virtudes que opondrá a los principales aspirantes, los mencionados Andorra y Burgos, además del Estudiantes, que afronta su segunda oportunidad para salir del ‘infierno’.

 

Pole andorrana

Por nombres, la pole le correspondería al conjunto del Principado pirenaico, que cuenta con una mezcla de jugadores destacados en Oro y algunos que, tras varios años en la ACB (Czerapowicz, Luz, Borg, Schreiner), este han preferido ser cabeza de ratón.  
 

El grupo de Paco Olmos, por su parte, tiene al posible MVP del curso, Mahalbasic, que tras un temporadón pasado en el Breogán ha sorprendido con su decisión de bajar una categoría. A pesar de este fichaje, el Burgos se ha decantado mayormente por jugadores con experiencia en Oro.
 

Una ruta similar ha seguido el Estudiantes, que la pasada campaña perdió la final de los playoffs contra el Básquet Girona de Marc Gasol. Hughes, Jawara, Atencia y Jorgensen son tres novedades que conocen bien la competición.
 

En la segunda línea asoma el Gipuzkoa Basket, con el fichaje estrella de Sollazzo. El bloque que dirige Lolo Encinas está obligado a lavar la malísima imagen de la 21/22, en la que partía como aspirante y ni se metió en la postemporada. A su lado, el eterno candidato Palencia, con las importantes novedades de Germán Martínez, Manu Rodríguez, Schmidt, Kamba, Chema González, Kostadinov y Wintering.
 

Completa la segunda hilera de la parrilla el Real Valladolid, que tras acabar como un tiro la pasada campaña sigue confiando en Paco García y en el núcleo duro –excepto Wintering– de la 21/22.
 

En la tercera línea podrían alinearse el Lucentum Alicante, el Amics Castelló –con Juan Antonio Orenga, exseleccionador nacional, al timón–, el Oviedo y un Força Lleida que, tras ser la indiscutible revelación de la temporada precedente –finalizó tercero la fase regular– ha conseguido retener a su jugador franquicia, Michael Carrera. Ojo al ‘center’  debutante en España CJ Gettys.

 

Retorno rápido

El Ourense, que regresa a Oro después de una temporada en Plata, tiene mimbres de sobra para no pasar apuros. Incluso de meterse en la batalla por los billetes de playoffs. Williams, Willett, Pilepic, Aboubacar, Gjuroski y el exnaranja Peciukevicius son muy buenos elementos para el grupo que gestiona Guillermo Arenas.
 

También se ha reforzado bien el Cáceres, octavo la campaña pasada: Bercy (Almansa), Vecvagars (Girona) y Dani Rodríguez (Palencia), aunque ya no están Schmidt, Belemene, Dukan y Mbala, sus principales jugadores de la 21/22.
 

El Melilla, el Decano de la competición, que hace unos meses llegó a coquetear con su primer descenso, cuenta con el técnico coruñés Óscar Lata en el banquillo y Fall y Edwards como principales incorporaciones para al menos no pasar apuros. 
 

Dificultades a las que parecen abocados el Iraurgi –primer rival del Leyma; el curso pasado se libró de perder la categoría por un solo triunfo– y los dos ascendidos del Plata, el Albacete y el CDEE Cantabria. En este último destaca la presencia de tres ex del Leyma: Dago Peña, Mirza Bulic y Mikel Sanz.

Leyma Coruña: Otra gente, mismo sueño

Te puede interesar