lunes 26/10/20

Jesús Martínez Loira: “No tengo el perfil capaz de hacer una alineación o elegir técnico”

 

candidato a la presidencia del Deportivo

 

Deporte Campeón-2019-05-08-008-939f7954
Deporte Campeón-2019-05-08-008-939f7954

Jesús Martínez Loira fue el primero en dar el paso hacia la presidencia. Su proyecto pretende mejorar al equipo en la faceta deportiva y social, fomentar la unión y mantener el rigor económico que deja la directiva saliente. En su recién estrenada oficina de campaña, en la Plaza de Pontevedra, atiende a este diario el día después de haberse reunido con los dos últimos dirigentes. Quiere movilizar al pequeño accionista y aboga por tomar decisiones consensuadas hasta en materia futbolística.

¿Cómo le fue en sus encuentros con Tino y Lendoiro?
Fueron dos conversaciones distintas y se dieron muy bien. Les expliqué la idea que tenemos, la filosofía y el carácter que le queremos dar al proyecto en cuanto a continuidad. Los dos lo entendieron y recibí una sensación muy positiva. Ellos tienen una posición que hay que entender. Nosotros tenemos un proyecto independiente, nuevo, que los dos puedan llegar a apoyar a su manera, pero eso será al final, no al principio. Uno, porque es el presidente actual, que tiene que tener absoluta neutralidad; y otro, porque la gente lo tiene como un referente y tampoco puede hacer cualquier cosa. 

A nivel accionarial, ¿tiene el apoyo de ambos?
No. Ni se lo he pedido. No puedo pedir una cosa que sé que no me pueden dar. Lo que les puedo pedir es que me entiendan en lo que pretendo hacer, que no les parezca que alguna de las actuaciones o planteamientos van en contra de alguien, que son en positivo

¿Algo de lo que dijo en su presentación les sentó mal?
No creo que les sentará mal. Lo que pasa es que a veces trasladar un mensaje es difícil porque una cosa es cómo lo recibe el deportivismo y otra, cómo lo recibe una persona concreta que estuvo en el pasado y que puede entenderlo como una crítica o que está en el presente y, si por ejemplo dices que pretendes más unión, entenderá que hay una enorme desunión. Lo que intentas explicar es que es un proyecto nuevo, independiente, que no hay nada pactado por detrás, que es transparente.

¿Cómo es su relación con Tino?
Ha sido y es excepcional. Hemos tenido un montón de vivencias juntos a nivel personal, profesional y en el Deportivo. ¿Qué ocurre? Tino se ha sorprendido de que en el momento que toma la decisión de no presentarse haya una persona que dice: entiendo que en este momento se puede hacer una cosa distinta. Eso, además, ha coincidido con que él, por un tema personal, ha estado fuera y no era cuestión de estar molestándole. 

¿Qué papel tendría Lendoiro?
El máximo papel que puede tener una persona en un proyecto del Deportivo, el mismo que tendría Tino, ser expresidente. Con todos los honores.

¿Se plantea un cargo remunerado para él?
No me lo planteo porque no he hablado para nada de eso ni con él ni con nadie. Lo que me planteo es que, si queremos unión, hay que generar estructuras que en este momento no hay. Y creo que los expresidentes y exconsejeros deben tener el derecho a estar. ¿Por qué no se puede hacer un proyecto de  integración, de unión, que de alguna manera abra más el Deportivo y le dé más potencia?

¿No cree que le hace más falta al Deportivo fútbol que conciliación?
A ver... Esa base de unión se necesita. Entiendo que tenemos algún problema, hay que diagnosticarlo bien, hacer el tratamiento correcto, hacerlo con muchísima sensibilidad, incluso con generosidad y cerrar la herida. Realmente lo veo fácil de ejecutar y tiene que querer todo el mundo o por lo menos una mayoría.

¿Lo ve fácil en los dos casos, en conciliar y en fútbol?
Podemos mejorar cosas para que sea más fácil que tengamos más fútbol, en el sentido de que estamos muy cerquita de ascender a Primera porque estamos en el playoff. La clave es ascender cuanto antes y asentarse. Y para asentarse, hay que seguir mejorando las estructuras que ya se estaban mejorando. Si eso se hace de una manera incluso más acelerada o con visiones distintas, le va a dar mucha más potencia y estabilidad. Y ahí está el fútbol, en comprar bien y vender bien.

No sé si es interpretación errónea, pero ¿daría continuidad a Carmelo del Pozo?
Por supuesto, Carmelo es el director deportivo, tiene contrato en vigor, para mí no tiene discusión en este momento. Estamos en competición además. Y además, por el momento de la temporada que es, él tiene que tener avanzados los dos escenarios del Deportivo: Primera o Segunda. Entonces, plantearse ahora un cambio de director deportivo puede ser incluso una temeridad por nuestra parte.

Repregunto ¿Si sale elegido presidente, Carmelo el 1 de julio va a estar a seguir?
Yo creo que en este momento no hay otra posibilidad. Si en junio, por la razón que sea, Carmelo se plantease otra cosa, habría que hablarlo, pero yo no veo ninguna otra posibilidad ahora mismo que sea prudente para el Deportivo.

El cambio brusco del que habló en la presentación sería para el resto de categorías.
No diría brusco, sino integral, pero vuelve a ser también una continuidad de lo que se está haciendo. El propio Carmelo lo anunció hace poco (cambiar de arriba a abajo la cantera) porque es una directriz del Consejo actual revisar a fondo el fútbol base. ¿Dónde puede haber diferencia? En la manera en que lo ejecutes.

¿Y el femenino?
Se puede continuar impulsando el fútbol femenino en Galicia para ir creando más afición, más cantera e irnos nutriendo.

En la presentación también hablaba de una propuesta de juego consensuada. ¿No le parece que debería llegar ya con una definida?
En A Coruña se sabe y el Deportivo sabe qué tipo de fútbol gusta. Merece la pena en este proceso de revisión integral repasar esos conceptos y hacer las cosas de forma coherente.

¿Cuál es su perfil de entrenador?
El nuestro, el que tenemos.

¿Se considera un hombre de fútbol, ha sido jugador?
No he jugado al fútbol, lo he hecho de muy pequeñito, pero llevo años y años vinculado a un club. Ahora, ¿soy entrenador? No. Ni soy nadie que pueda opinar de alineaciones, pero me encanta disfrutar y sufrir con el fútbol. No tengo el perfil capaz de hacer una alineación o elegir un entrenador. Al contrario, creo que hay que hacer unas estructuras fuertes, independientes de las personas. En esta etapa hemos tenido a lo mejor poca continuidad respecto a lo que necesitábamos. Hay un tema muy difícil en el fútbol que es tener paciencia. Cuando va mal, solo hay un botón.
 
¿Le dará usted al botón?
Yo a lo mejor tendré que pulsarlo, pero le tiene que dar un equipo. 

Decía en la presentación que tiene los seis consejeros cerrados. ¿Lo están?
Estamos en el proceso de confirmación. Es una actividad complicada porque en este caso no es profesional. Yo no lo pongo en cuestión, incluso para lo que nos toca ahora es una gran ventaja para este proyecto de unión e integración, pero el fútbol tiende a lo profesional y el Deportivo volverá en un tiempo a lo profesional y no tengo duda de ello, aunque creo que quedan varios ciclos en los que se mantendrá estar en el Consejo por el orgullo que supone estar en el Deportivo.

¿De los consejeros titulares se le ha caído alguno?
Todavía no. Varios están en el proceso de decisión. 

El otro día dijo que no había estado en nómina del Depor. ¿Le ha facturado al club?
Alguien está intentando enfangar y no voy a entrar en eso. Si alguien quiere desprestigiarme, lo que tiene que hacer es presentar un proyecto. Pero tampoco tengo nada que esconder. Yo he tenido diferentes momentos en mi relación con el Deportivo, tanto en la etapa anterior como en la actual. En la anterior hubo momentos en que estuve cobrando y otros en que no, y en esta, momentos en que estuve prestando servicios y otros que no, por ejemplo en el año actual, en que no tengo prestación de servicios. 

Ahora está de permiso en la Diputación.
Sí. Lo he hecho en diferentes ocasiones a lo largo de esta etapa y como la gente no lo sabe, se inventa cosas. Por eso me da rabia. Lo tengo todo ordenado y declarado. Es un permiso no remunerado y lo hago porque puedo hacerlo y porque nunca he estado en el Deportivo por necesidad económica, ni en la etapa anterior, ni en la presente ni en la futura, porque tengo esa suerte.

En su campaña habla de mantener el rigor económico. El club ha pasado de una deuda de unos 140 millones (quita incluida) a una de 95 y un pasivo de 120. ¿Cómo lo valora?
Creo que no somos conscientes todavía de lo que se ha hecho estos cinco años. A nivel de gestas deportivas y glorias, a Augusto habría que hacerle un monumento, pero por el acuerdo que hicimos con Hacienda y el de Abanca para liquidar la privilegiada, es para otro monumento. Es espectacular. l

Comentarios