Dominicos, cinco partidos y un sueño

La plantilla del equipo de la Ciudad Vieja, en una imagen de esta temporada | CAA Dominicos

“Nuestro objetivo principal era la salvación y ya lo tenemos prácticamente hecho. ¿El ascenso? Nunca fue un objetivo, pero opciones todavía hay y si el sábado ganamos en Mataró nos pondríamos a dos puntos”. Manuel Togores, técnico del Dominicos, hace cuentas y mira hacia arriba en una gran temporada de su equipo, sexto clasificado de la OK Plata Norte con 27 puntos, cinco por debajo de su próximo rival, el Mataró (sábado, 18.00 horas).


Exjugador del club y entrenador desde hace dos campañas, Togores se felicita por el buen rendimiento de sus jugadores: “El año ha sido muy guay. Hemos hecho un grupito majo para currar, incorporando a gente más joven que está teniendo muchos minutos al lado de los más veteranos”.


Los más veteranos son dos clásicos del hockey: Martín Payero (45 años) y Joan Manuel Grasas (42), que hace más de una década ya ganaban títulos con el Liceo y ahora cuentan sus batallas al compostelano Bruno Saavedra (17) y el coruñés Jacobo Copa (16), nuevas joyas del hockey gallego que el verano pasado ganaron el Europeo sub-17 con la selección española “Son los dos extremos, pero el bloque más duro es de jugadores entre 21 y 24 años, también jóvenes y que siguen evolucionando”, matiza.


“Los veteranos, además de ayudarnos en la propia competición, aceleran mucho el crecimiento de los chavales. Tiene gracia cuando los ves hablar con ellos porque podrían ser sus padres”, admite Manuel.


Las cuentas

Tras encadenar tres derrotas (Vendrell en casa, Arenys de Munt y Sant Feliu a domicilio), el Dominicos logró el pasado fin de semana una victoria contra el Tordera, tercer clasificado, que le mantiene en la lucha por la fase de ascenso. “La de Mataró es nuestra última salida porque en las últimas cuatro jornadas jugamos fuera contra el Liceo y el Compañía y recibimos a Espanyol y Lloret. Si ganamos los cinco, nos metemos”, apuesta el técnico.


Sin la presión de los clubes catalanes “con presupuestos superiores y plantillas para ascender”, el Dominicos mira hacia el futuro con el objetivo de “crecer de una manera sostenible, con chavales de la casa y tratando de mejorar las condiciones de los jugadores, aunque económicamente no les podamos ayudar todo lo que nos gustaría”.


El buen rendimiento del Dominicos y sus jóvenes llama la atención de cualquiera en el planeta hockey: “Es la parte mala de que nos vayan tan bien las cosas, pero nuestro objetivo también es ese, que los chavales puedan llegar a una categoría superior”, asume Togores, que reconoce “ser el primero no catalán de la liga” siempre gusta.

Dominicos, cinco partidos y un sueño

Te puede interesar