sábado 16/1/21

El Dakar se adapta al virus

La organización desveló el recorrido de una edición 2021 que verá reducido sus participantes en motos por la pandemia y los problemas econonómicos
La edición del próximo año del raid más duro del planeta supone una ‘boucle’ a través del desierto de Arabia Saudí  | aso
La edición del próximo año del raid más duro del planeta supone una ‘boucle’ a través del desierto de Arabia Saudí | aso

El Dakar también tendrá que adaptarse a la pandemia de coronavirus, que ha obligado a los organizadores a un desafío logístico aún mayor de lo habitual para que el raid pueda comenzar el 3 de enero en la ciudad saudí de Yeda.

El recorrido definitivo, desvelado ayer por los organizadores, supone una ‘boucle’ a través del desierto de Arabia Saudí, con un paso por Riad, una jornada de descanso junto a la joya arqueológica de Ha’il y un descenso de nuevo a Yeda, pulmón económico del país y escebario también del porólogo de 11 kilómetros.

La entrada en materia se producirá en las pistas que unen Yeda y Bisha, rumbo al sur del país, antes de afrontar las primeras dunas. “El objetivo era equilibrar las dos semanas, después de que el año pasado quedara algo desequilibrado”, explicó el director de la carrera, David Castera, que también aseguró que han buscado que el suspense deportivo se mantenga hasta el final.

“La etapa más dura será la undécima”, agrega el expiloto galo. La arena llegará a partir de la segunda etapa, con meta en Wadi Ad-Dawasir, que también albergará la tercera, por el llamado ‘desierto vacío’.

Tras el día reposo llegará la etapa maratón con meta en Sakaka, el punto más septentrional de esta edición, en su mayoría entre montañas arenosas combinadas con llanos pedregosos en los que la clave será controlar el esfuerzo. Las consecuencias de la etapa sin asistencia se verán en la octava, donde el recorrido permitirá tirar más de acelerador.

Las dunas regresarán en toda su intensidad en la penúltima jornada, que cuenta con la especial más larga en un océano de desierto donde las diferencias entre los pilotos pueden hacer saltar por los aires la general de la víspera. La intensidad bajará en la última etapa, entre celebración y dificultad, que designará a los campeones.

Castera recordó que el Dakar renunció a entrar en otros países a causa de la Covid-19, pero que Arabia Saudí ofrece terreno suficiente para variar recorridos y que el de la edición 2021 será “en un 80-90% diferente” al de este año., y destacó que temió por la disputa del raid.

Castera lamentó que haya menos participantes, por la pandemia y por las dificultades financieras, un impacto que se ha dejado ver sobre todo en las motos, porque coches y camiones repiten el número del año pasado. En las dos ruedas el descenso ronda el 15% y se ha visto afectado sobre todo entre los equipos que tenían un presupuesto más bajo, señaló Castera, que sin embargo aseguró que la calidad de los participantes se muy elevada y se felicitó por ello.

Comentarios