Celta B-Depor, primera final en Balaídos

Quiles, autor de los dos goles que el Deportivo le endosó a la Cultural Leonesa | quintana

Diez finales quedan por delante. Así de tajante se mostró Borja Jiménez con respecto a los encuentros que le restan al Deportivo para acabar la temporada. El primero este mediodía en Balaídos ante el Celta B, un partido siempre imprevisible ante un filial que lleva dos jornadas perdiendo, pero del que no se fían los herculinos.


El triunfo es innegociable para que sigan saliendo las cuentas de asaltar la primera plaza, que ostenta el Racing de Santander, a seis puntos más golaveraje (60), y para distanciarse del tercero, un Rayo Majadahonda lanzado, tras su victoria ante Unionistas (4-3) y que está a cuatro de los herculinos, que suman 54.


El escenario dista del de la temporada pasada, el Municipal de Barreiro, y los coruñeses volverán a jugar en Balaídos, donde disputaron su último partido el 5 de mayo de 2018, entonces en Primera División, cuando firmaron un empate (1-1) en el feudo del eterno rival. Esa temporada el Deportivo confirmaría su descenso a la categoría de Plata del fútbol español.


Punto de inflexión

La campaña pasada el duelo ante el Celta B estuvo rodeado de cierto tono jocoso por parte de la afición celeste, que incluso contrató a unos mariachis para recibir al autocar herculino. Finalmente, el Depor ganó de forma incontestable al filial celtiña (0-3), con tres tantos de Miku, ausente hoy por lesión, y equipo y afición volvieron a creer en la fase de ascenso.


Un acceso al playoff al que los coruñeses no llegaron por un punto, el que le sacó el Celta B tras imponerse al Coruxo en la última jornada de ese tramo inicial del campeonato liguero (1-2).


Los de Onésimo, actualmente fuera del playoff con 47 puntos, quieren volver a reengancharse a esa zona noble de la tabla, después de los tropiezos ante Tudelano y Zamora. En el recuerdo del Celta B también la derrota en la primera jornada por 5-0 en el Abanca Riazor, un partido al que el equipo vigués llegó tras una pretemporada atípica y que Borja Jiménez no cree que pueda servir como comparativa para este encuentro. Un choque para el que recupera a Álvaro Rey, tras superar su lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna izquierda. También podrá contar con Diego Villares, de nuevo para el carril derecho, tras mejorar el de Villalba de sus molestias en el pie. El once que probó el míster esta semana y que da pistas de por dónde puede ir este mediodía la alineación cuenta con una novedad con respecto al último, debida a la baja de Miku.


El equipo lo formaría Ian Mackay en la portería, defensa de cuatro con Villares y Héctor Hernández por las bandas y en el centro de la zaga Lapeña y Jaime Sánchez, trivote en la medular con Bergantiños y De Vicente por la derecha y Juergen por la izquierda, alas para Carlos Doncel por la diestra, que volvería al once, y William por la zurda y como referencia en ataque Alberto Quiles, que marcó ante la Cultural, por partida doble, y es el pichichi del Grupo I de la Primera RFEF.


El Deportivo encara este mediodía el primero de los 10 duelos que le quedan en esta competición, dos ciclos de cinco partidos, en los que Borja Jiménez y su equipo no descartan tratar de recuperar el liderato. La primera final, este mediodía en Vigo.

Celta B-Depor, primera final en Balaídos

Te puede interesar