Ian Mackay y Álex Bergantiños, un brazalete muy en forma

Ian Mackay y Álex Bergantiños fueron los dos jugadores designados a inicios de curso para portar la capitanía del proyecto deportivista 21-22 | rcd

En el momento culmen de la temporada han salido a relucir los capitanes del RC Deportivo, Álex Bergantiños e Ian Mackay; dos veteranos que el pasado sábado en la semifinal del playoff de ascenso ante el Linares ofrecieron un nivel espectacular.

Los dos jugadores deportivistas marcaron de este modo el primer paso en el camino al ansiado ascenso, demostrando que son piedras angulares en la formación que dirige Borja Jiménez.

El portero Ian Mackay estuvo soberbio ante los andaluces, en especial en los primeros 45 minutos, en los que abortó hasta tres remates del delantero visitante Etxaniz, que acabó desesperado ante el grado de acierto del meta.


Un ‘muro’
El meta coruñés ha encajado solo 29 tantos en 36 apariciones esta campaña 



Más que sólido, consiguió disipar las mínimas dudas que generó su actuación reciente frente al Tudelano, envite en el que tal vez pudo hacer algo más en dos de los tres tantos encajados.

Aun así, el cancerbero de O Ventorrillo ha sido un auténtico valladar a lo largo de toda la temporada, evidenciando unas condiciones de categoría superior; esta temporada solo ha visto perforado su marco en 29 ocasiones (en 36 encuentros).

En efecto, Mackay logró adjudicarse la pasada campaña 20-21 el título de mejor portero del año en la Liga SmartBank con el Sabadell, conjunto con el que perdió la categoría.


Estreno
El mediocentro, ancla del equipo, anotó su primera diana del curso ante el Linares 



A sus 35 años y desde su propia presentación en Abegondo, el cancerbero dejó constancia de que no llegaba al Deportivo para retirarse sino para afrontar un reto muy ambicioso que está a punto de cumplirse en caso de victoria o empate el próximo sábado frente al Albacete.

Una cita en la que a buen seguro será otro fijo Álex Bergantiños, quien el pasado sábado se coronó con un golazo sensacional desde fuera del área, su primero de este ejercicio.

El mediocampista del barrio de la Sagrada Familia (37 años) se ganó a todo el respetable herculino con una celebración en la que dejó constancia de que su amor al escudo no entiende de categorías, ya que ha dado el máximo tanto en Primera como en Segunda o en Primera RFEF.



Pidió ser titular


Ante el Unionistas, en un choque intrascendente a nivel clasificatorio y correspondiente a la jornada 38ª, el ‘4’ deportivista solicitó actuar de inicio para no perder ritmo competitivo.

Y es que un profesional de los pies a la cabeza como Álex, que basa su éxito en la implicación máxima en el día a día, quiso estar al máximo en el playoff de ascenso.

El sábado el capitán volverá a ejercer de ancla de una escuadra cuya singladura 21-22 debe llegar a buen puerto. 

Ian Mackay y Álex Bergantiños, un brazalete muy en forma

Te puede interesar