miércoles 21/10/20

Brais rescata al Laracha

1 LARACHA- 1  FABRIL

El postrero gol de Brais, que firmó la igualada para el Laracha a cinco minutos del final, solo cuatro después del tanto inicial del visitante Ángel, hizo justicia. Bajo la dirección técnica

el mediocentro ãngel, autor del gol fabrilista, presiona al local kevin	raãºl lã³pez
el mediocentro ãngel, autor del gol fabrilista, presiona al local kevin raãºl lã³pez

El postrero gol de Brais, que firmó la igualada para el Laracha a cinco minutos del final, solo cuatro después del tanto inicial del visitante Ángel, hizo justicia. Bajo la dirección técnica del exdeportivista Manuel Mosquera, el conjunto rojiverde anuló al Fabril en la primera mitad. Con una marcha más, el Laracha secó la salida de balón fabrilista y generó ocasiones claras para adelantarse en el marcador. Dani Bea y, sobre todo, Denis, avisaron en el primer cuarto de hora. Formado en las categorías inferiores del Deportivo, el de Caión estrelló un remate en el larguero en el mano a mano ante su excompañero Rodrigo, ayer sustituto de David bajo palos.
Maniatado e incómodo, el Fabril no brilló y tardó en hacerse con la manija del encuentro. Lo consiguió ante los primeros síntomas de cansancio en un Laracha sin cadena, que lo dio todo, y pagó el sobreesfuerzo en un día de aplastante calor. El filial mejoró, encontró fisuras en el planteamiento local y rozó el 0-1 con dos llegadas del delantero Álex Pérez, que no estuvo acertado de cara al gol.
Tras el descanso, la sensación de dominio visitante se acrecentó. El Fabril llevó el partido a su terreno, el de la circulación de balón y la paciencia, en busca de un hueco o un error rival para dar el último pase. Los Romay, Remeseiro y Dani Iglesias aparecieron en escena y parecía que el gol iba a caer de maduro. El Laracha se defendía como podía.
En los últimos minutos se desató la locura. Primero marcó Ángel para el filial. El mediocentro de Betanzos se plantó en la frontal del área y clavó un zurdazo a la escuadra, imparable para el meta Damián. Con 0-1 y cuando el partido parecía resuelto, Brais rescató al Laracha. El mediapunta remachó sobre línea de gol un balón muerto fruto de una pugna entre el meta Rodrigo y el coreano Yun, que precisamente llegó al Municipal procedente de la cantera del Depor.
El 1-1 hace justicia al atrevimiento local y su insistencia. El Fabril tiene mucho que mejorar si pretende luchar por los puestos de fase de ascenso.

Comentarios