sábado 26/9/20

Balaídos es un talismán para el Madrid en la Liga

El Celta recibirá el domingo al Real Madrid, un rival al que en las últimas temporadas se le ha dado muy bien jugar en Balaídos, ya que los blancos se han llevado los tres puntos en sus últimas cinco visitas.

el madrid cayó en balaídos en el partido de la copa del rey jugado el pasado 12 de diciembre	efe
el madrid cayó en balaídos en el partido de la copa del rey jugado el pasado 12 de diciembre efe

El Celta recibirá el domingo al Real Madrid, un rival al que en las últimas temporadas se le ha dado muy bien jugar en Balaídos, ya que los blancos se han llevado los tres puntos en sus últimas cinco visitas.

La última vez que ambos equipos se vieron las caras en Liga en el estadio vigués fue en la campaña 2006-07, la del último descenso del Celta a la liga Adelante. El Real Madrid de Fabio Capello, que acabaría proclamándose posteriormente campeón del torneo, venció al conjunto olivico (1-2) con tantos de Van Nistelrooy y Robinho.

Ese mismo resultado se dio en la temporada anterior. Aquel 29 de enero de 2006, el Real Madrid, con Iker Casillas y Sergio Ramos en el once inicial, doblegó a los celestes con goles de los brasileños Robinho y Cicinho. Por el Celta marcó el defensa argentino Matías Lequi.

En la campaña 2003-04 de nuevo dos brasileños -Ronaldo y Roberto Carlos- fueron los goleadores del Real Madrid ante el conjunto dirigido por Miguel Ángel Lotina. Un año antes, el delantero Ronaldo ya había decisivo, con un gol en el minuto 83, en el triunfo de su equipo.

Esa racha de cinco victorias consecutivas en Vigo la inició el conjunto blanco en la temporada 2001-02, cuando el delantero Raúl González acabó con la sequía de su equipo en Balaídos, donde había caído en las cinco campañas anteriores -entre 1996-07 y 2000-01-.

descanso tras la goleada

El entrenador del Celta, Abel Resino, decidió dar libre a su plantilla, tras la dolorosa derrota ante el Sevilla (4-1), por lo que los futbolistas retomarán el trabajo mañana en las instalaciones deportivas de A Madroa.

Comentarios