Antoñito: “Mi debut en Riazor, mejor imposible”

Foto: Javier Alborés

Antoñito fue uno de los grandes protagonistas del partido, Disputó solo la primera parte, en la que se desfondó en la banda. Le puso el broche con un gol, el que abrió la lata.


“Fue una jugada embarullada, ‘Willy’ la sube por banda, me cayó ahí y pude meterla. No soy mucho de meter goles, me sorprendió mucho y era importante sacar los tres puntos en casa. Nos queda buen sabor de boca”, comentó.


Está cogiendo el ritmo. “Llego a un equipo con un alto nivel físico y se nota. Da gusto con la afición, que da fuerza y ánimo y fue un poco por precaución”, dijo sobre el cambio.

Una permuta que fue consensuada. “Llevo dos semanas de mucha carga de entrenamiento y es bueno ir entrando poco a poco en la dinámica del equipo. Noté que lo mejor era parar y recuperarme bien y buscar el tono físico adecuado”, aclaró. Su móvil echó humo por el gol. “Tengo WhatsApp de varios amigos y estaba mi mujer, mi hija aquí en Riazor”, reveló, feliz.


El Depor se tomó estos partidos como “un entrenamiento para lo que viene”, el playoff.


“Mi debut en Riazor, mejor imposible. Si lo sueño, no sale: sentirme en comunión con el equipo, encontrarme bien con los compañeros... El gol puede ser secundario para mí; hay que seguir así”, zanjó.


Granero: “Hicimos un partido completo"


El central Borja Granero considera que el Deportivo tuvo un buen papel ante la UD Logroñés y se hicieron muchas cosas bien. “No fue plácido no, completo sí. Cuando sale todo parece que ha sido fácil. Un partido redondo, con cosas que sumar a la mochila y contento por eso”, dijo en su rueda de prensa.


Tuvo que ser sustituido, entró en su lugar Pablo Trigueros, y admitió que tenía dolencias. “Arrastro molestias en el Tendón de Aquiles y cuando me paré al descanso noté agudo el dolor y pude aguantar hasta ahí. Luego tuve que salir y nada que reviste gravedad”, anunció.


Para él el hecho de parar ahora por el duelo ante el Extremadura que no se jugará no es algo malo: “A las alturas que estamos de temporada no viene bien para recuperar esa frescura, pero a la vez esta semana hay que aprovecharla para rematar algunas cosas que el equipo tiene que seguir mejorando, trabajar y no bajar esa tensión competitiva. Recuperar frescura de la gente con más minutos y no dejar de entrenar cosas que vengan para este tramo final”.

Antoñito: “Mi debut en Riazor, mejor imposible”

Te puede interesar