viernes 27/11/20

El Almería y el Girona encienden la alarma recordando al Depor

El descenso del equipo coruñés la temporada pasada a Segunda B les pone en alerta
El Girona cayó en el campo del Lugo el miércoles (3-0)  | laliga smartbank
El Girona cayó en el campo del Lugo el miércoles (3-0) | laliga smartbank

El descenso del Deportivo a Segunda División B la temporada pasada, un curso en el que, teóricamente, estaba llamado a luchar por el ascenso a Primera tras haberse quedado a las puertas la campaña anterior,  ha puesto en alerta a algunos equipos de la categoría de plata.

Es el caso, sobre todo, del Almería y el Girona, que han recordado en los últimos días lo que le pasó al Deportivo al analizar su situación o las aspiraciones con las que parten en la temporada 2020-21.

Los dos equipos han empezado la campaña con dudas después de haber peleado por el ascenso en la anterior, como había hecho el Deportivo en la 2018-19. Ellos tampoco consiguieron el premio de subir de categoría y ahora se encuentran dificultades en el nuevo curso.
El que peor está de los dos es el Almería, que actualmente se encuentra en las posiciones de descenso. El ‘fantasma’ del Deportivo ya empezó a aparecer tras la derrota ante la UD Las Palmas. Uno de sus futbolistas recordó, en declaraciones en caliente después del partido, lo que le había pasado al Deportivo una temporada antes. 

Fue el serbio Petrovic el que advirtió de lo que le puede pasar al Almería: “Falta más paciencia. Eso lo entiendo porque hay muchos jugadores jóvenes y algunos no están adaptados. Eso no es problema, pero como grupo necesitamos cambiar porque nos puede pasar como al Deportivo de la Coruña el año pasado, que bajó a Segunda B”.

El equipo andaluz tiene en sus filas a uno de los jugadores  que conoció de primera mano el descenso del Deportivo, el centrocampista Ager Aketxe, que esperó al equipo coruñés hasta última hora por si seguía en el fútbol profesional. Finalmente, se incorporó al cuadro almeriense. En cinco partidos disputados, el nuevo equipo de Aketxe ganó un encuentro, empató otro y perdió tres. Malos números para un conjunto que aspira a meterse en las posiciones de ascenso y que, por ahora, no da con la tecla.

En el mercado estival, hizo caja con uno de sus mejores jugadores, Darwin Núñez, al que traspasó al Benfica por 25 millones de euros, una operación que ha fortalecido su economía pero le ha debilitado en el campo.

El Girona
En el norte, el Girona también tiene presente lo que le pasó al Deportivo. Esta misma semana, ya antes de perder por goleada en el Anxo Carro, el director deportivo, Quique Cárcel, recordó el caso del conjunto coruñés. 

Cárcel se reafirmó en que el primer objetivo de Girona deben ser “los 50, 52 o 54 puntos” que hacen falta para lograr la permanencia, e insistió en que ha de concentrarse en “luchar partido a partido”.

“Hay que pensar con mucha humildad. Hace dos años el Depor se quedó a un minuto de Primera, como el Girona, y la temporada pasada, con un equipo para luchar por el ascenso, bajó a Segunda B. Es un claro ejemplo de lo complicada que es esta categoría”, avisó el director deportivo rojiblanco.

El Deportivo, mientras tanto, intenta mirarse en otros espejos, como el del Mallorca o el Eibar, que subieron dos categorías de manera consecutiva en los últimos años. En el vestuario deportivista, dos jugadores lo vivieron en primera persona: Eneko Bóveda con el Eibar y Salva Ruiz con el Mallorca, en ese caso a costa del Deportivo.

Comentarios