domingo 20.10.2019

A ritmo de MVP

Un colosal Sergi Pino dirigió la orquesta anotadora del Basquet Coruña frente a la peor defensa del campeonato

Los coruñeses consiguen la séptima victoria del curso     | pedro puig
Los coruñeses consiguen la séptima victoria del curso | pedro puig

El Basquet Coruña cerró la primera vuelta con un triunfo muy vistoso, labrado a base de triples ante la peor defensa del campeonato.


Las dos primeras canastas de la ‘marea naranja’, y del partido, ambas al contraataque, certificaron que el fuerte del conjunto vasco no es la defensa. Sí lo es, uno de ellos, el rebote ofensivo, el clavo al que se aferraron los visitantes, que encontraron puntos en un anotador inesperado, Okoroh, quien firmó seis seguidos –más de los que promedia–, para seguir a la par.


Pero tres triples seguidos de Xavier dieron alas al BC, que se fue al primer parón rozando la decena de superávit (25-16).

Un parcial de salida de 7-2, con Bulic muy entonado, disparó a los dlocales, que tras una canasta de Araujo alcanzaron una máxima de quince tantos (35-20). Ahí llegó un parcial de 0-7, pilotado por un Kamba que fue casi el único argumento del Araberri en este acto. 

Parón y puntería
Gustavo Aranzana paró el partido y los suyos recuperaron la puntería lejana perdida: triples de Sabin y Pino (2) para volver a rozar la máxima al término de la primera mitad.

El paso por vestuarios enfrió al Coruña, que en las tres primeras posesiones de la segunda parte perdió dos balones. Además, apreció Robinson, máximo anotador de la liga, quien acompañado por Kamba y Tavakalyan, rebajó la distancia a menos de dos canastas (57-52).
Entonces volvió Pino para reafirmar que él, y solo, ñel, era el Hombre del Partido. Aun así, fue una antideportiva de Artamonov a Monaghan, saldada con cinco puntos –dos libres y un triple de Sabin– lo que devolvió al marcador la diferencia de dos dígitos (68-55).


Con 68-59 arrancó el capítulo final. Los aburridos compases iniciales dieron paso de nuevo a Pino, esta vez como asistente. Tres regalos suyos, el último a Stephens, elevaron al electrónico una nueva máxima (85-69).


El Araberri se vio perdido, e intentó encontrarse a triple limpio, sin apenas circular el balón, en acciones individuales que reflejan la filosofía de este equipo. Tres  aciertos lejanos de Robinson, Federico y Tavakalyan llegaron demasiado tarde para frenar a una máquina naranja que se encaminaba hasta el centenar de puntos, aunque la sentencia anticipada hizo que no la buscase con desesperación.

Séptima victoria del curso de un Basquet Coruña al que se le siguen cayendo los puntos de las manos, pero que ahora también por bajar el culo en defensa. Queda media liga para ir arreglando ese roto de nueve derrotas seguidas.

Comentarios