Sobredosis de humor en A Coruña

Leo Harlem y Eva Hache

A Coruña vive estos días una sobredosis de risas con el Encuentro Mundial del Humorismo (EMHU), una cita que congregará hasta el próximo 8 de mayo a las figuras y espectáculos más relevantes del panorama humorístico gallego y estatal.


Cómicas como Eva Hache, Sílvia Abril, Carolina Iglesias, Victoria Martín, Ana Morgade, Inés Hernand, Nerea Pérez de las Heras, Car de Lorenzo o Cristina Castaño encabezan un programa en el que también estarán David Broncano, Luis Piedrahita, Leo Harlem, Xosé Antonio Touriñán, Quequé o Ignatius Farray, entre otros. La segunda edición del Encuentro, organizado por las productoras Etiqueta Negra y El Espectador bajo la batuta de Luis Piedrahita, aspira a consolidarse este 2022 como el festival más importante del sector en España, con la asistencia de más 19.000 personas.


No hacen falta alicientes para querer ver el “Humoris Causa” en el Palacio de la Ópera –hoy 19.00 y 22.00 horas–, con Leo Harlem, Ana Morgade, Eva Hache y Xosé Antonio Touriñán, que promete “lo primero, pasar un buen rato”.


Leo Harlem: “Hay que tener una actitud humorística y ver las cosas con un poquito de sorna”


¿Qué podrá ver el público?

Ya sabes que es un espectáculo de humor, la gente va a pasar un buen rato. Diversión, festival de humor, risa y jarana, que es de lo que se trata, pasar un buen rato quitándose los líos de la cabeza.


Cuando hablamos de festivales, son de cine o música, no suelen darse en el humor.

Todo lo que sea festivales, juntar estilos, que la gente vea, compare, que vea distintas formas de acometer la comedia, es bonito. Los hay en cine, los hay en música, creo que es el momento de que lo haya en humor. Estos festivales dan una vida a la ciudad, dan vida a los artistas y creo que son muy positivos.


El humor es clave estos días.

Siempre he tenido el humor como referente para todo, te vaya bien o mal. Pero en estos momentos que va mal, parece que hace más falta. Pero siempre hay que tener una actitud humorística y ver las cosas con un poquito de sorna y de cachondeo, porque si nos lo tomamos todo en serio, nos volvemos locos. El humor es la mejor medicina para la vida.


Hace poco leía que uno de sus referentes era Julio Camba.

Yo sabía que era un periodista muy importante, porque ha sido una referencia de la gente que ha ido al extranjero y vivo cerca de la calle Julio Camba de Madrid, y una cosa llevó a la otra. Empecé a leerlo y me gustó tanto... tengo aquí la obra completa y siempre que puedo leo un articulito, porque me parece un autor muy moderno, fascinante, un genio absoluto.


¿En el humor también influye?

Yo ya tenía escrito lo mío antes de conocer su obra. Su obra es una cosa y lo mío otra. Pero me gusta como ve las cosas, es un gallego universal que tenía que estar más presente.


Ahora está de rodaje, el EMHU, radio... ¿se esperaba esto cuando dio el paso a la comedia?

No decía “quiero conseguir esto”, se ha ido dando. He tenido suerte, pero se ha trabajado, claro, pero ni en mis mejores sueños lo hubiese imaginado. También se ganan cosas y se pierden otras, la vida no es perfecta, exige otro estilo de vida, más lío, y yo soy una persona tranquila, pero estoy encantado.


Eva Hache: “Estoy orgullosa de haber podido ayudar a crecer a otras cómicas, me siento muy madrina”


Dos años esperando al “Humoris causa”. ¿Cómo está siendo el reencuentro con el público ahora que ya hay eventos?

Muy bueno, especialmente desde hace unas semanas al poder verle la cara al público. Es un alegrón porque por mucho que se quiera expresar con los ojos, y aunque la risa suene, es muy inquietante actuar para gente con la mitad de la cara tapada. Para el “Humoris causa” prometemos muchas risas y buen humor.


Este 2022 hay un colapso cultural y se solapan las fechas de unos y otros espectáculos. ¿Será este año el de la recuperación, por fin?

La cultura está siempre en crisis y el teatro o cualquier espectáculo en directo es muy difícil de rentabilizar en general, pero sí es verdad que, aunque se ha hecho un cierto tapón y ahora está saliendo todo como el champán agitado, es importantísimo para toda la gente de la cultura volver a trabajar. Y no me refiero a los que ponemos la cara, sino al personal técnico, que son la mayoría. Nosotros más o menos podíamos ahorrar, pero toda la gente que trabaja con un sueldo súper homologado lo ha pasado fatal.


Hay un auge de mujeres humoristas y la nueva hornada siempre la menciona como referente.

Yo nunca me he considerado abanderada de las mujeres del humor porque igual que ellas me tenían a mí como hermana mayor yo tenía otras. Nunca me he sentido representante, pero es verdad que igual también he tenido un poco de síndrome de la impostora y de quitarme valor cuando sí que abrí camino, viéndolo con perspectiva. Igual que para mí Lina Morgan o Mary Santpere eran referentes clarísimos, me siento orgullosa de haber podido ayudar a crecer a otras, me siento muy madrina.


En el humor, ¿era mejor cuando “todo era campo”, como suelen decir los mayores?Hemos evolucionado todos y eso es necesario, pero lo que no me gusta es que se cancele a cómicos de otros tiempos por el mero hecho de que hemos evolucionado como sociedad. En los límites del humor hay mucha tontería y si no te gusta algo, no lo consumas. Simplemente. Y me niego a demonizar las redes sociales porque nos dan mucho.


¿Qué proyectos tiene en marcha?

Pues voy a dirigir una película, pero no puedo contar mucho más. Saldrá en 2023.

Sobredosis de humor en A Coruña

Te puede interesar