viernes 20.09.2019

Natalia Ferviú | “No me gusta encasillarme, escuchar un solo tipo de música me parece aburrido”

A pesar de ser conocida por sus apariciones televisivas y por su presencia en el mundo de la moda, su pasión por la música le viene desde muy pequeña, y le da salida con sus sesiones de Dj
La Dj y estilista Natalia Ferviú es una de las invitadas al Ribeiro Son de Viño
La Dj y estilista Natalia Ferviú es una de las invitadas al Ribeiro Son de Viño

“Mucho baile”, eso es lo que le espera al público que asista esta tarde, a las 17.00 horas, a la Fundación Luis Seoane, para disfrutar del Dj set de Natalia Ferviú, enmarcado en la cita música, Ribeiro Son de Viño, que reúne a artistas de géneros tan diferentes como la propia Ferviú, Pardo, Cupido o Grobas. 

“Aunque yo en casa escucho música de todo tipo, cuando pincho lo que quiero es que la gente se lo pase bien”, es la máxima de la artista, a la que muchos también conocen por su faceta de estilista de moda o de sus apariciones televisivas. “No me gusta encasillarme, escuchar un solo tipo de música me parece muy aburrido”, reconoce, por lo que en su sesión habrá espacio para el dancehall, el R&B, la actualidad de la música urbana e indie o incluso sonidos disco o del new wave.

Precisamente esta mezcla de sonidos proviene de sus múltiples influencias y referentes musicales. Al preguntarle por uno concreto, “no sabría decir ninguno en concreto, porque son muchos”, afirma entre risas. Aunque asegura sentir devoción por el “sonido de los 70”, con Giorgio Moroder como referente. “Moroder y la música disco me flipan”, señala. “Aunque a la gente le sorprende, el Dj que me muero por ver es a Moroder, me chifla”.

Sus otras dos facetas son las más conocidas, pero su pasión por la música nació “de una necesidad” a los 18 años. “Mucha gente cree que lo de Dj surge por lo de ser estilista o por haber sido un personaje mediático y popular, y es todo lo contrario, empecé a pinchar antes de dedicarme a la moda”. Explica que comenzó en esto de la música por esa “necesidad”, que era tener un sitio donde poder escuchar lo que le gustaba a ella y a su grupo de amigos, dejando a un lado “las tendencias” musicales del momento.

Pero su experiencia en este mundo no se queda aquí, ya que también tiene una banda, formada solo por mujeres, y en la que ella toca la batería. “Esto poca gente lo sabe porque es más bien un hobby, no hay ninguna pretensión”, explica Ferviú.

Experiencias
Además de la música, pasión cultivada también por las inquietudes culturales que vivía en su propia casa, la moda también formaba parte de sus devenires futuros durante su adolescencia. “Recuerdo ver a Nina Hagen con sus looks imposibles y yo decía, “que tía más guay, yo quiero ser como ella”, me encantaba esa vía de expresión”, recuerda Ferviú. 

Esto la llevó a querer estudiar moda, pero en el ámbito familiar le recomendaron estudiar algo “más estable”. “Cuando le dije a mi madre que quería estudiar moda fue como mucho susto de golpe”, comenta entre risas. Al final se decantó por Comunicación Audiovisual y esto le abrió las puertas a comunicar, “a través de la música y del estilismo”.

Precisamente sobre el aspecto de comunicar a través de la música, también dirigió y grabó algún videoclip, como el de la canción “Verbena” de los gallegos Novedades Carminha. Fue algo que “surgió un poco de casualidad”, pero al final, “le cogimos mucho cariño y es uno de los signos de la banda”. Este videoclip le abrió las puertas a nuevos proyectos audiovisuales como el que tiene ahora mismo para la revista Vogue.

Comentarios