Reportaje | Dana y Nora, las perritas que “leen” con los niños de Tarrío

Dana, una boxer blanca, es una de las protagonistas de la iniciativa | Cedida

Culleredo apuesta nuevamente por “Perros y Letras” de READ España en los centros públicos del municipio con Dana y Nora, una bóxer y una labradora como actrices principales, siempre acompañadas de Laura González, coordinadora de la iniciativa en Galicia, y de Bárbara Bonachía. Las cuatro intervienen en las distintas actividades diseñadas para estimular las habilidades lectoras de los niños, específicamente con aquellos que presentan algún déficit en la dicción y la comprensión lectoras, provocando problemas de autoestima, explicaron este martes desde Educación.


“Perros y Letras” también suscitó el interés de la Universidad de Oviedo, que está llevando a cabo un estudio de campo en el CEIP Tarrío, Sofía Casanova y Vila de Rutis para medir cuantitativamente y cualitativamente los efectos de la interacción con los animales a la hora de mejorar sus habilidades cognitivas y a la hora de relacionarse, indica el Gobierno de Culleredo.


En cuanto a la elección de los animales, se apostó por perros de terapia porque son muy tranquilos y son capaces de estar todo el tiempo acostados y pendientes de la actividad de los niños, entre otras cualidades que valoran en ellos cada dos años, como una tolerancia alta al estrés o el vínculo que les une a su guía, como acaban de demostrar en el CEIP de Tarrío.


Allí, la edil de Educación, Jéssica Méndez, y J. Ramiro Martís, del Departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad de Oviedo, con la directora del centro, Ana María Liñares; Pablo Bouza, responsable del departamento de Educación deCulleredo; Laura González, coordinadora de READ España en A Coruña y Bárbara Bonachía, que conforma el equipo cullerdense, acompañadas por la perrita Dana, explicaron que “es un programa interesantísimo porque en sesiones de corta duración se aplican técnicas muy novedosas y la repercusión es mayúscula en las niñas y niños”, resumió Ramiro Martís.


“Los niños mejoran sobre todo en lecto-escritura, a nivel de comprensión lectora, aumento de vocabulario, rapidez de lectura y sobre todo lo que notamos es un aumento del autoestima”, comentó la coordinadora, Laura González. 

Reportaje | Dana y Nora, las perritas que “leen” con los niños de Tarrío

Te puede interesar