Culleredo intensifica en primavera su cruzada contra el picudo y la velutina

El ejemplar afectado está en los terrenos de Villa Lucinda, la sede de la Policía Local de Culleredo

Compás de espera para verificar si la palmera de Villa Lucinda vence al picudo rojo y si el cullerdense es el último municipio del área metropolitana en enfrentarse a este molesto escarabajo originario de Asia. Con la entrada de la primavera, los servicios municipales de mantenimiento de zonas verdes efectuarán los análisis y estudios para comprobar la salud del árbol, situado en los terrenos donde se ubica la sede de la Policía Local de Culleredo.


En las primeras semanas del otoño se descubrió que el ejemplar estaba seriamente afectado por la plaga del picudo rojo y los responsables municipales acordaron iniciar entonces un tratamiento especial consistente en una cirugía apical y en ducha de nematodo que, en unos meses, comprobarán si consiguió salvar el árbol de Fonteculler.


Con la primavera saldrán de nuevo las hojas de la palmera y será cuando se podrá determinar si resistió o si será necesario cortarlo, como tuvieron que hacer en ayuntamientos del entorno más cercano a A Coruña.


Los servicios municipales visitan continuamente el árbol, de importante envergadura, pero interpelados por los vecinos que la observan desde abajo en buen estado, recalcan que es preciso esperar a mayo para estar seguros del resultado y que efectivamente– venció al picudo rojo, una de las plagas recientes que más daño está haciendo en Galicia.


Endoterapia

En todas las palmeras del municipio como la de Villa Lucinda, el Ayuntamiento de Culleredo aplicó el tratamiento de endoterapia, que es una técnica que funciona como una vacuna contra el picudo y que previene su aparición durante un año, incluida enre las tareas de seguimiento de plagas que hacen los servicios de mantenimiento, como indicaron desde el Gobierno de Riobóo.


Este mismo escarabajo invasor obligó, hace solo unos meses, en diciembre del año pasado, a retirar una palmera de la plaza de Castelao, totalmente afectada por el insecto y que se encontraba en un estadio irreversible, por lo que hubo que retirarla de este espacio del núcleo de Fonteculler.


Ahora, con la llegada de primavera, otra especie que tendrá un dispositivo especial de prevención y seguimiento será la avispa asiática, y se empezarán las labores de trampeo para tratar de atrapar a las reinas y evitar al máximo que aparezcan nidos.

Culleredo intensifica en primavera su cruzada contra el picudo y la velutina

Te puede interesar