Un cóctel de ciencia, saber y arte culinario antes de celebrar el San Juan

En la explanada del paseo de O Burgo se desarrollaron las actividades de Cullerciencia | Javier Alborés

Una combinación inusual pero oportuna antes de entrar en la semana de San Juan. El área metropolitana celebra estos días distintos eventos para dar a conocer los conocimientos y aptitudes de sus ciudadanos, desde los científicos que los alumnos de Culleredo mostraron en la explanada de O Burgo hasta los culinarios que la hostelería de Miño muestra en las actividades organizadas alrededor de “O Bolo Mariñeiro”.


Un cóctel arriesgado que este sábado se completó con los dos aniversarios que conmemoraron en uno de los municipios más activos del interior: el 75 de la Sociedade Deportiva e Cultural de Teixeiro y el 50 de la Asociación de Amas de Casa de Curtis.


De esta última, también asentada en Teixeiro, surgieron colectivos como el Grupo de Gaitas O Molladiño o la Agrupación Folclórica As Faragullas. Las dos están entre las más célebres de la comarca de Betanzos. También es la que sienta los cimientos de la actual Junta de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Curtis-Teixeiro.


Desde el Gobierno de Javier Caínzos indicaron que “un hito da asociación foi a promoción e consecución da Medalla de Ouro do Traballo para Matilde Seijas no ano 1974 (...) Unha muller que repartiu leite e medicamentos en Teixeiro durante 52 anos dende a aldea de A Graña, á quen nin a neve nin a choiva fixeron que faltase un só día ó seu reparto”, resumieron desde Curtis.


También la SDC de Teixeiro conmemoró su 75 Aniversario –los cumplió en 2020 pero las celebraciones tuvieron que aplazarse por el covid-19– con una fiesta para exdirectivos, jugadores, socios, simpatizantes, seguidores y aficionados, con comida música y sorteos en O Carregal. Un acto en el que el alcalde alabó y agradeció “a gran labor dinamizadora que vén desenvolvendo este colectivo dende fai 77 anos co fin de impulsar o deporte rei e os valores que representan o xogo en equipo”, comentó Javier Caínzos.


Expositores

La cita con la ciencia se celebró en Culleredo. Allí se convocó CullerCiencia, la evolución de la Feira da Ciencia del CEIP Ría do Burgo que organiza este colegio en sus instalaciones tras una idea que emanó del propio alumnado y que se trasladó por primera vez al paseo con más de una treintena de expositores de centros del municipio y de otros de la comarca, e incluso de otras zonas de España. También de instituciones como la Reserva As Mariñas-Mandeo, el CEIDA, el CICA, el Centro de Supercomputación de Galicia, la Cátedra Emalcsa-UDC, ola Agrupación Astronómica Ío.


En Miño, la promoción de “O Bolo Mariñeiro” centró la atención de cientos de vecinos y visitantes que desde el viernes de están acercando hasta los establecimientos adheridos a la iniciativa: A Costa, A Tasca, Pizza Miño, Picotería Bahía, Cancelo, A Carboeira, Náutico, Cervecería Club Golf, Parrillada O Pedrexal, Restaurante el Pinar, Savi y O Vello Parrulo. Cada uno ha adaptado la receta a su clientela y también a su cocina, elaborándolo en diferentes tamaños, desde los que, como algunos restaurantes, lo tienen disponible en carta o menú del día, otros lo sirven como pincho o tapa, pero con los mismos ingredientes que los dispuestos en su día por el chef Antonio Amenedo.


Es decir, el relleno se mantiene sin cambios independientemente de su presentación y dimensiones y se compone de cebolla chata, bechamel y bivalvos de la ría de Betanzos.

Un cóctel de ciencia, saber y arte culinario antes de celebrar el San Juan

Te puede interesar