viernes 27/11/20

La Xunta determinará antes de fin de año la ubicación del nuevo hospital

El Sergas estudia dos opciones, que pasan por ampliar el complejo actual o trasladarlo a la Fábrica de Armas 
El actual complejo hospitalario se ubica en la zona de As Xubias | aec
El actual complejo hospitalario se ubica en la zona de As Xubias | aec

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció ayer que la ubicación del nuevo hospital coruñés se conocerá en el próximo trimestre, “trala culminación dos estudos realizados polo Sergas”, aseguró en su intervención en el debate sobre el Estado de la Autonomía.

El responsable autonómico ya indicó en su reunión del pasado mes de junio con la alcaldesa, Inés Rey, que su intención era tomar esta decisión antes de que finalizase el año, por lo que ayer reiteró su compromiso. Con todo, desde la Consellería de Sanidade aseguran no poder adelantar más asuntos al respecto, aunque desde el Ayuntamiento coruñés aseguraron que ambas administraciones mantendrán una reunión próximamente para abordar, precisamente, este tema.

El Ejecutivo autonómico baraja dos opciones: o construir nuevos edificios junto al ya existente en As Xubias –lo que se conoce como espejo, opción preferida por el PSOE tras escuchar a los sanitarios– o reubicarlo en un nuevo emplazamiento, siendo la Fábrica de Armas el sitio elegido.

El presidente de la Xunta anunció en junio que esta última es la preferida por el departamento autonómico e Inés Rey indicó que, de ser finalmente la elegida, no supondrá una incompatibilidad con que allí también se ubique la Ciudad de las TIC y la deportiva y que respaldarán la decisión final que tome el ejecutivo gallego.

“O factor económico non vai ser determinante”, insistió Feijóo siempre, indicando que de lo que se trata es de hacer un hospital público para los próximos 50 años. Asimismo, el proceso también contemplaba las sugerencias que pudiese aportar el Gobierno local, que ya mostró en junio su compromiso en materia de cesión de suelo y en las acometidas eléctricas, así como a la hora de facilitar el acceso en cualquiera de los planteamientos que el Sergas está estudiando.

Feijóo también aprovechó su intervención de ayer para recordar las nuevas urgencias y un nuevo bloque quirúrgico puestos en marcha “en plena recesión económica”.

Impulso industrial

El presidente autonómico aseguró que en los próximos meses también “terá especial importancia o apoio ao polo industrial TIC da Coruña, que pretende poñer a disposición das empresas maquinaria e equipamento para levar á práctica os seus deseños”, explicó en el Parlamento gallego.

Los objetivos que se persigue la Xunta con este proyecto es dar respuesta a las demandas del tejido industrial y de conocimiento en el sector; activar proyectos de I+D vertebradores; y atraer nuevas inversiones situando a la ciduad, en concreto, y a la Comunidad, en general, como un referente en la innovación.

Este proyecto es conocido como la Ciudad de las TIC, una propuesta en la que están trabajando actualmente la Universidad, el Ayuntamiento y la Xunta, el Clúster de las TIC y las empresas de este sector en la provincia. Además, el Ministerio de Defensa aceptó que la Fábrica de Armas pueda ser el lugar en el que se ubique, aunque este es un aspecto sin confirmar por el interés de la Xunta en construir en estas instalaciones un nuevo hospital.

Alberto Núñez Feijóo también hizo referencia a la planta coruñesa de Alcoa “para a que aínda non se atopou unha solución definitiva, xa que a nova dirección s´´o asegura dous anos de tranquilidade”, destacó en alusión a la falta de un estatuto para las empresas electrointensivas.

El hecho de que el Gobierno central esté en funciones, o “en campaña” como calificó ayer el presidente, hace que se discriminen, a su entender, a unas comunidades sobre otras “e priorizan intereses partidistas fronte aos intereses xerais, fíxose ao condonar a débeda do porto de Valencia e vetar esa mesma posibilidade ao porto da Coruña”, aseguró.

Sostenibilidad

La creación de un ecobarrio en Elviña, anuncio que realizó en su reunión con Inés Rey el pasado mes de junio, fue otro aspecto destacado ayer por Feijóo, indicando que “en 2020 continuaremos con esta idea pioneira –el primero fue el de Ourense y sus primeras opciones serán visibles el próximo año–, dándolle forma ao proxecto”.

El proyecto se llevará a cabo mediante un convenio de colaboración entre el Instituto Energético de Galicia (Inega) y el Instituto Tecnológico de Galicia (ITG) con el objetivo de mejorar la eficiencia energética en un 20%, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 15% y crear 150 puestos de trabajo, aseguran desde la Xunta. La previsión inicial es que el proyecto pueda movilizar 33 millones de euros.

Los vecinos del barrio, por ahora, prefieren no entrar a valorar el proyecto autonómico hasta conocer más en profundidad en qué va a consistir.

Con respecto a la estación intermodal, uno de los proyectos que han sido desbloqueados desde la entrada en María Pita de los socialistas, Feijóo mostró su preocupación ayer por desconocer “os prazos previstos polo Ministerio de Fomento para adaptar as estacións de tren, pero Galicia si cumple a súa parte”, en relación a la redacción del proyecto de la estación de autobuses que construirá, entre otras, en la ciudad herculina.

Asimismo, el Ayuntamiento ya comenzó a dar los primeros pasos para que estas obras no se dilaten más en el tiempo, ya que la Xunta anunció su intención de iniciar los trabajos a finales de 2021, aunque mostró su compromiso de empezarlas antes si existe la posibilidad. “Non temos un interlocutor estable que informe a Galicia da posta en circulación dos trens de alta velocidade”, destacó a este respecto.

Comentarios