martes 4/8/20

El verano llega por fin a la ciudad y trae consigo una semana de altas temperaturas

Las previsiones dan máximas de hasta 28 grados y unas escasas opciones de lluvia hasta el miércoles que viene

Varias personas disfrutaron en la jornada de ayer en Riazor de la llegada del buen tiempo a la ciudad | pedro puig
Varias personas disfrutaron en la jornada de ayer en Riazor de la llegada del buen tiempo a la ciudad | pedro puig

Como si de una película de David Fincher se tratara, la tensión y la incertidumbre se mantuvieron hasta el final. El verano ya ha llegado a la ciudad de A Coruña según las previsiones de Meteogalicia. Tras observar durante las últimas jornadas cómo el resto de localidades de España se derretían y las folklóricas nubes se mantenían en el cielo herculino, el sol ha hecho al fin acto de presencia. 

Una semana de altas temperaturas llegará a la ciudad desde hoy mismo, con máximas que oscilarán entre los veinticinco y veintiocho grados hasta el miércoles de la semana que viene. 

Según la plataforma metereológica los días más aptos para actividades como los baños, las churrascadas o los interminables días de playa atlántica se darán el próximo fin de semana, con un excelente tiempo de viernes a domingo. Unas fechas elegidas casi por obra divina, ya que los sábados y domingos no discriminan entre niños de vacaciones, turistas o trabajadores que pueden huir de la oficina aunque tan solo sea por unas horas. 

Meteogalicia habla de mínimas que descenderán moderadamente y máximas que ascenderán notablemente. Sin embargo, y pese a que la previsión solo es a una semana vista, se prevé que el miércoles de la semana que viene se vuelva a la nublada realidad. El sábado se espera una ligera masa de aire frío, que no afectará a las máximas, que seguirán siendo de 28 grados, pero que puede suponer una situación atmosférica inestable en forma de nubes y un aumento en las posibilidades de ligeros chubascos. Sin embargo, pronto se volverá a un cielo despejado el lunes, debido a las altas presiones. La situación se prolongará hasta el temido miércoles, donde la posibilidad de lluvia aumentará hasta el 45%.

Primeras avanzadillas
Con la llegada del buen tiempo en la jornada de ayer, algunos coruñeses no dudaron en lanzarse a las playas de Riazor y del Orzán. Algunos disfrutaban de la lectura y otros de una larga caminata por el Paseo Marítimo. Incluso algunos valientes no dudaron y aprovecharon para zambullirse en las aguas cercanas a las Esclavas. Pese a todo, se espera que la afluencia en los días venideros sea mucho mayor. 

La cuenta atrás ha finalizado. El sol, los helados, las sombrillas y los picnics  han llegado a la ciudad, al menos durante una semana. La etapa estival queda oficialmente inaugurada.

Comentarios