miércoles 25/11/20

Los vecinos de San Roque de Afuera urgen una respuesta al edil de Urbanismo

Los vecinos del inmueble de San Roque de Afuera afectados por la construcción de un nuevo bloque de viviendas están cansados de esperar. Después de dos reuniones infructuosas con el responsable municipal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, exigen ya que el Ayuntamiento les dé una respuesta.

Los vecinos se concentraron ayer en María Pita	patricia g. fraga
Los vecinos se concentraron ayer en María Pita patricia g. fraga

Los vecinos del inmueble de San Roque de Afuera afectados por la construcción de un nuevo bloque de viviendas están cansados de esperar. Después de dos reuniones infructuosas con el responsable municipal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, exigen ya que el Ayuntamiento les dé una respuesta.
Por ello, han pasado de las protestas de palabra a los hechos y, tras la primera de las concentraciones, ayer volvieron a plantarse delante del palacio de María Pita para hacer visible su problema y exigir al gobierno local que les dé una solución.
Quisieron aprovechar la celebración de un acontecimiento multitudinario como la Carrera Alternativa para tratar de sacar los colores al equipo de Negreira. Según señalaba ayer una portavoz del grupo de vecinos afectados, han remitido más de 200 escritos al Ayuntamiento, y también han solicitado la presencia del alcalde en sus viviendas pero, dicen, aún no tienen una solución sobre la mesa.

críticas
Estos vecinos, que residen en la calle Almirante Romay, junto a la conocida como plaza de Náutica, frente al paseo de San Roque de Afuera, denuncian que la construcción de un nuevo edificio de viviendas les deja “totalmente emparedados”. Aseguran que son más de 60 los afectados por esta nueva edificación y que el lugar que ocupa debería dejarse libre para un patio de manzana.
Alertan de que en caso de que haya una emergencia en alguna de las viviendas, será muy difícil que accedan hasta allí los servicios de rescate como los camiones de bomberos.
Siguen a la espera de esa tercera reunión que, según indican, les habría prometido Fernández Prado después de la del día 10. “Nos dijo que nos llamaría a la semana siguiente pero no se ha puesto en contacto con nosotros” lamentaban ayer. “Esperamos que alguien competente sea capaz de ver la aberración que están cometiendo junto a nuestras casas, porque ya nos lo han dicho muchos expertos, que esto no se puede consentir”, censuraban ayer los vecinos.
Además, han tachado de “prepotente” la actitud de los constructores del nuevo edificio y lamentan que no atiendan a sus reivindicaciones.  En la concentración de ayer contaron con el apoyo de miembros del BNG y Marea Atlántica, que acudieron a la protesta.

Comentarios