domingo 29/11/20

Los vecinos de A Gaiteira y Os Castros denuncian problemas de accesibilidad y falta de mantenimiento

La Asociación de Vecinos de Oza-Gaiteira-Os Castros vuelve a denunciar el estado que presentan determinados lugares de estas zonas de la ciudad y ante las que el Ayuntamiento no actúa a pesar de sus peticiones. 

La Asociación de Vecinos de Oza-Gaiteira-Os Castros vuelve a denunciar el estado que presentan determinados lugares de estas zonas de la ciudad y ante las que el Ayuntamiento no actúa a pesar de sus peticiones. La falta de mantenimiento de algunos espacios y los problemas de accesibilidad centran sus protestas.

La maleza, los escombros y la basura acumulan las principales quejas de la agrupación vecinal en torno a dos espacios. Uno de ellos es el Corralón de A Gaiteira, para el que se llegó a entregar al Gobierno municipal un proyecto para la transformación de esta parcela “nunha zona de ocio onde compartir espazo crianzas e persoas maiores” en lugar de acumular basura, señalan los vecinos.
El otro espacio que se encuentra en una situación de similar naturaleza se encuentra en la calle de José González Chas, que antes también era un corralón, y que ahora está en “estado de abandono” y que al verse “invadido de maleza e lixo” se puede llegar a convertir en un “foco de infección e de pragas de ratas”.

Escaleras
Los problemas de movilidad son la otra gran protesta de los vecinos de Oza-Gaiteira-Os Castros, quienes identifican diversos lugares que suponen dificultades para los vecinos. Uno de ellos es la calle del Pintor Villar Chao, en la que los habitantes tienen que superar un amplio tramo de escaleras para llegar a sus domicilios.

Otro lugar conflictivo es la conexión entre las calles de Laureano Mediante y de la Merced, entre las que también una empinada escalinata dificulta la accesibilidad, especialmente para personas con problemas de movilidad.

La misma situación se produce en las galerías comerciales que unen la avenida de Oza y la calle de la Merced, un verdadero obstáculo para aquellas personas de mayor edad o con problemas de movilidad. Además, a ello se une la plaga de grafitis que asolan las paredes de este espacio.

“O noso barrio conta cunha morea de escaleiras e de costas empinadas, e cunha poboación moi envellecida e con problemas de mobilidade, con dificultades para chegar ao centro de saúde, á oficina de correos ou ao centro cívico", indica la asociación.

Comentarios