miércoles 21/10/20

Vecinos de A Falperra acuden al Ayuntamiento para denunciar el abandono de varios solares

La rehabilitación del mercado de Santa Lucía y la creación de un centro de salud en el inmueble es el gran objetivo de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra para garantizar el futuro del barrio.

La rehabilitación del mercado de Santa Lucía y la creación de un centro de salud en el inmueble es el gran objetivo de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra para garantizar el futuro del barrio. No obstante, esta no es la única preocupación en la zona, puesto que acaban de denunciar ante el Ayuntamiento el abandono que padecen distintas zonas, tanto por los solares e inmuebles descuidados como por las pintadas que pueblan las fachadas.


Hace cuestión de dos semanas la Asociación de Vecinos y Comerciantes de la Falperra presentó en el Consistorio, por registro, cuatro denuncias para advertir al Gobierno local del deterioro del entorno. A estas alturas no han recibido respuesta municipal, pero insisten en aquello que trasladaron al Ayuntamiento.


En los escritos, firmados por el presidente de la agrupación, Antonio Deus, se hace constar el abandono de varios solares, que se han convertido en foco de insalubridad para los residentes y los trabajadores en la zona. Se trata, en concreto de un terreno en la calle Seca del Monte, de otro paralelo a Alfonso Molina –que se encuentra junto a las escaleras que conectan la calle de A Falperra con San Pedro de Mezonzo– y de otros dos espacios cuya “propiedad es municipal”, según las informaciones que manejan.


Alimento para los gatos
En el caso de estas últimas fincas, puntualizan que como la gente rompe las vallas metálicas que actúan de cierre “una y otra vez”, allí se deja basura y otros desperdicios para alimentar a una colonia de gatos. En este sentido, piden al Gobierno local que actúe de la mejor manera posible para controlar a esos animales y que se sancione a los infractores que les dan de comer.
Lo que más les incomoda no son los gatos, sino las consecuencias de que se depositen desperdicios en la zona, dado que “proliferan las ratas”. “Nos lo dicen los vecinos que viven alrededor; nos explican que las ven andando por la calle y que hacía tiempo que esto no pasaba”, incide Deus, en declaraciones a este diario.


En opinión del colectivo que preside sería necesario que desde María Pita se pusiese en marcha “una campaña de desratización” para acabar con este riesgo, del que además ya se ha hablado en otros barrios últimamente.


En paralelo piden que, si se confirma que los terrenos son de titularidad municipal, se realice “una rápida limpieza y mantenimiento”. En sus escritos, en cuyos adjuntos han remitido fotografías para aportar pruebas a la Concejalía de Medio Ambiente, también hablan del edificio que se incendió hace unas semanas y de otros bloques adyacentes. En este caso instan al Ayuntamiento a que obligue a los propietarios a cumplir con el mantenimiento y limpieza preceptivos.


Lucha contra las pintadas
El colectivo sostiene que estas actuaciones son solo una cuestión de “voluntad”, al igual que en la zona ajardinada que necesita ser desbrozada en paralelo a la avenida de Alfonso Molina.


En este punto de A Coruña tampoco son ajenos al problema de los grafitis en los bajos comerciales. “Están destrozando persianas y paredes semana sí y semana no; han desembarcado en A Falperra y hay que poner en marcha alguna medida para poner coto a este problema”, subraya el representante de vecinos y comerciantes.


De lo único que se salvan, de momento, es de los problemas con los okupas de los que se habló cuando se produjo el fuego en una edificación. Eso sí, aseguran que en casos puntuales viviendas particulares en alquiler se usan como almacenes de chatarra.

Comentarios