miércoles 18.09.2019

Los vecinos de Elviña y A Falperra protestan contra el Consistorio por las carencias en la iluminación navideña

La inversión de la Marea prima el centro de la ciudad y deja los barrios 
de la periferia 
sin adornos

Colocaron guirnaldas y bolas de modo simbólico | javier alborés/cedida
Colocaron guirnaldas y bolas de modo simbólico | javier alborés/cedida

Dos grupos de vecinos de Elviña y A Falperra denunciaron ayer mediante sendas acciones simbólicas la desatención navideña del Gobierno local de la Marea a estos barrios, pues sostienen que no el Ayuntamiento no se ha preocupado por instalar ornamentación lumínica. No son las únicas zonas que apenas tienen guirnaldas festivas, puesto que en general desde el Consistorio se ha apostado poco por la periferia.


Varios residentes en Elviña y A Falperra salieron ayer a la calle para colocar bolas y guirnaldas en árboles junto a la fuente de las Pajaritas y la calle del Doctor Fleming. “Esta iniciativa surge porque muchos barrios no están iluminados”, explicaron vecinos de Elviña como Leandro García. Aseguraron que otros años toda Salvador de Madariaga tenía detalles ornamentales pero este año apenas hay un puñado. 


Los residentes afirman que esta tendencia al recorte de decoración “no anima a salir” y menos cuando “el tiempo no acompaña”. En Elviña, donde sienten que el barrio “está abandonado” a todos los niveles por el Ejecutivo municipal, critican que “se priorizó el centro y el Ensanche” y allí y en otros lugares “hay muchos establecimientos de hostelería y tiendas pequeñas de autónomos y si no animan las calles se deja de fomentar el comercio de barrio, que es muy necesario para todos porque sino empeoraría la iluminación, la seguridad...”. 


Tanto en A Falperra como en Elviña reprocharon que ni tan siquiera se haya consultado a los empresarios que zonas había que iluminar. Ya por la tarde acudieron a María Pita con una guirnalda con bolas que protegían todo tipo de deseos vinculados a demandas de los barrios.


Con un reparto de elementos decidido de forma unilateral por parte del Ayuntamiento, en Los Rosales solo lucen seis farolas y un pequeño árbol en la plaza Elíptica; Feáns tiene una única arcada; en Os Castros, Matogrande, Pedralonga y Santa Gema escasean las luces; el Barrio de las Flores no tiene ni la primera luz especial y en O Birloque también es mejorable la ornamentación, aunque se colocó algo más por las protestas del año pasado. La periferia ha quedado al margen salvo casos puntuales como Palavea y Ciudad Escolar, donde hay o ha habido obras.

Comentarios