jueves 3/12/20

Los vecinos de Os Castros acusan el escaso mantenimiento de sus parques

Solicitan medidas como una pérgola en San Diego para adaptar estas zonas a las nuevas necesidades
El parque de Oza es una de las zonas que acusa desperfectos desde hace tiempo | quintana
El parque de Oza es una de las zonas que acusa desperfectos desde hace tiempo | quintana

Tanto el parque de Oza, como el de Europa y el de San Diego acusan desde sus inicios la falta de mantenimiento, tal y como señalan desde la asociación de vecinos A Gaiteira-Os Castros. “Desde la inauguración no tuvieron un mantenimiento adecuado y no se hizo ninguna remodelación adaptándose a las nuevas necesidades del barrio. Queremos que, por ejemplo, en San Diego hagan una pérgola como hay en Eirís para que la gente pueda jugar a las cartas o cualquier tipo de actividades lúdicas sin estar limitados por la climatología que tenemos”, indica el presidente de la entidad, Paulo Sexto.

Asimismo, los vecinos también acusan un repunte en la presencia de jeringuillas en la zona, especialmente en parques como el de Oza. “Queremos que, aparte de limpiar, haya una campaña de sensibilización el colegios y centros cívicos sobre los problemas que acarrea el consumo de drogas para que la gente haga una vida sana y esos hábitos desaparezcan. Los años 80 fueron muy duros y ahora está habiendo un incremento en el consumo de heroína, así que hay que aprender de los errores del pasado y evitar que vuelva a pasar”, asegura Sexto.


La creación de una escuela infantil –“los niños tienen que ir a otros barrios cuando somos uno suficientemente grande como para tenerla”, explica el presidente de la entidad vecinal– o un centro de día son algunas de las otras demandas de A Gaiteira-Os Castros.

Movilidad
Debido a la población envejecida de la zona, desde la asociación de vecinos también demandan mejor accesibilidad en la zona ya que el terreno tiene muchas pendientes. “Hay que facilitar la asistencia a Correos y al centro de salud y pedimos escaleras mecánicas en las antiguas galerías”, indican.


La entidad también rechaza el proyecto de una planta de pretratamiento de residuos oleosos en Oza y pide un mayor control municipal de la calidad del aire. “Oficialmente nadie te lo dice pero el índice de enfermedades respiratorias en el barrio es más alto que en otras zonas y el control de la calidad de aire depende del Ayuntamiento”, señalan, al tiempo que piden más contenedores para poder llevar a cabo el reciclaje.


El arreglo de baches y la instalación de bancos con materiales reciclados completan algunas de las peticiones del barrio.

Comentarios