viernes 27/11/20

Vanesa Martín | “Todo lo que me remueve por dentro, me lo quedo para mí”

La artista promete esta noche, a las 21.00 horas, en el Palacio de la Ópera dos horas de directo donde la canción vendrá sola o con toda la banda, pero sin capas. 

Será su estreno en la ciudad en un Palacio de la Ópera en el que se prevé un lleno
Será su estreno en la ciudad en un Palacio de la Ópera en el que se prevé un lleno

La artista promete esta noche, a las 21.00 horas, en el Palacio de la Ópera dos horas de directo donde la canción vendrá sola o con toda la banda, pero sin capas. 

Por fin viene a la ciudad.  
Estoy muy contenta, yo creo que era necesario y no me esperaba la respuesta de la gente porque desde que colgué la fecha, hubo mucho movimiento en las redes.

¿Por qué ha tardado tanto? 
Sí es muy tarde, pero hay cosas que no dependen de mí. Lo que sí, de esta vez dijimos desde la oficina: “Vamos para allí, independientemente del promotor” y todo cuadró. Estuve en Santiago y me lo pasé muy bien en todos los niveles, también por el paisaje y la comida. Es una parada sanadora.

Y lo hace con “Munay”, el quinto de su carrera, con el que no deja de tener reconocimientos. ¿A qué cree que se debe?
No tengo ni idea, creo que es fruto del trabajo y un recorrido, que viene avalado por ese esfuerzo. “Crónica de un baile” fue el disco más popular, el despunte, pero detrás están los años de experiencia, en los que fuimos definiendo el sonido y el camino que quieres tomar, son temas como más desnudos, con arreglos y demás, más directos. No hay doble sentido y digo las cosas sin pudor.

¿Fue como una especie de terapia escribir “Munay”, de quitarse capas? 
Estaba en ese momento y me apetecía hacerlo así. Nunca fui pudorosa a la hora de escribir historias, pero en este hay si cabe una vuelta de tuerca que hace que la música sea más directa. También he cambiado de equipo porque tenía ganas de probar con el norteamericano Eric Rosse, que trabajó con Bruce, Red Hot Chili Peppers, John Mayer o Bryan Adams y estoy super feliz de tocar y grabar con él, fue toda una experiencia.

¿Tiene que ver en desnudarse el hecho de que escribe poesía?
Yo escribía relatos independientemente de las canciones,  digo relatos porque poesía me parecen palabras mayores. No tenía previsto publicarlos pero fue Planeta quien me lo propuso y me dije: “Voy a ver qué sale”. Lo cierto es que me alegro mucho de haberme atrevido porque me daba pudor y es una libertad totalmente diferente, es complementario y he aprendido un hábito con la literatura porque con la música soy más impulsiva, pero en general fue una sorpresa. No sabía que iba a funcionar tan bien el libro. Llegó a la tercera edición en la primera semana.
Con esta respuesta, ¿habrá un segundo, no?
Si va a haber un segundo, será con tiempo para hacer las cosas bien. Dando lo mejor de mí.

¿Cómo se plantea el directo de esta noche?
Voy con toda mi banda, también habrá momentos de soledad, pero con la adrelanina a tope y las canciones más desnudas, en su esencia. Se nos pasarán las dos horas del directo volando.
Si algo caracteriza a sus fans es que son muy fieles. 
Sí, es algo de lo que siempre presumo porque el público que tengo es muy fiel y sigue conmigo desde el primer disco y ellos son el éxito. La gente es la que te pone ahí y después demandan contenidos, no se conforman. 

Las canciones están por encima de todo, ¿Es su máxima premisa? ¿Qué le inspira?
La calle y la gente. Lo que veo, lo apunto en el móvil o depende, cojo absolutamente todo lo que me remueve de alguna manera, me lo quedo para mí.

¿Cómo fue la experiencia de cantar con Alejandro Sanz?
Nos hemos juntado 20 en el Vicente Calderón, que para mí es muy especial porque soy colchonera. Fue muy bonito, una fiesta de la música en general. Disfruté mucho porque el disco “Más” fue el más vendido en España. Ahora son otros tiempos, la era digital entró en juego, pero hay que adaptarse.

Comentarios