martes 26.05.2020

Una valiosa biblia judía creada en A Coruña regresa a Galicia tras cinco siglos de diáspora

La Xunta acuerda con la Universidad de Oxford la exhibición del manuscrito Kennicott
El acuerdo con la Universidad de Oxford se hizo público en el Archivo Histórico del Reino de Galicia | quintana
El acuerdo con la Universidad de Oxford se hizo público en el Archivo Histórico del Reino de Galicia | quintana

La Biblia Kennicott, valioso manuscrito medieval creada en la ciudad de A Coruña, regresa a Galicia tras cinco siglos de diáspora.

La Xunta, a través de la Consellería de Cultura, anunció que el documento, reconocido como una de las obras cumbres de la ilustración medieval y uno de los libros hebreos más valiosos y hermosos del mundo, será exhibido en la comunidad más de quinientos años después de que saliese de la urbe herculina en el siglo XV.

El director xeral de Políticas Culturais, Anxo M. Lorenzo, confirmó el acuerdo con las Bibliotecas Bodleian de la Universidad de Oxford (propietarias de la obra) para lograr que este manuscrito, el testimonio más importante de la presencia judía en Galicia en la Baja Edad Media, vuelva temporalmente a la comunidad.

El regreso será para formar parte de la muestra “Galicia, un relato no mundo”, la primera de las grandes exposiciones internacionales del Gobierno gallego con motivo del Xacobeo 2021, que se inaugurará en el museo Centro Gaiás de la Cidade da Cultura el 14 de noviembre.

El volumen fue encargado alrededor del año 1476 por el comerciante judío Don Isaac

Lorenzo destacó, en un acto que se celebró en el Archivo Histórico del Reino de Galicia destacó que la biblia es una obra creada en Galicia “pero que pertenece al patrimonio mundial” y la señaló como la pieza que mejor refleja el objetivo de la exposción.

“Mostrar obras que resultan esenciales para la historia e identidad de Galicia, algunas de las cuales nunca antes exhibidas en nuestra comunidad”, indicó el director xeral.

El acto, en el que se anunció el acuerdo con la universidad británica, contó también con la participación del comisario de la muestra, Manuel Gago, y el vicepresidente de la Fundación Hispano-Judía, Alberto Ruíz-Gallardón.

Camino azaroso

La Biblia Kennicott se finalizó en A Coruña el 24 de julio de 1476 por encargo de un importante comerciante de la ciudad, Don Isaac, hijo de Salomón de Braga. Isaac y su familia tuvieron que marchar de la ciudad, alrededor de 1492-1493, con motivo del decreto de expulsión de los judíos promulgado por los Reyes Católicos y muy posiblemente llevaron el documento con ellos.

El libro siguió un azaroso camino por Portugal, el norte de África y Gibraltar y durante 300 años estuvo desaparecido. En 1771, Benjamin Kennicott, responsable de la Biblioteca Radcliffe de la Universidad de Oxford, gestionó su adquisición para los fondos de la institución.

Ya en 1872 la biblia sería transferidad a las Bibliotecas Bodleian, también de la citada universidad, donde continúa hasta hoy que, 500 años después del exilio de sus propietarios, retornará a Galicia.

Comentarios