miércoles 16.10.2019

Urbanismo pedirá un informe técnico antes de recibir la obra de La Marina

El concejal de Urbanismo, Xiao Varela, acudió ayer a revisar el nuevo espacio de La Marina abierto al público en compañía de dos expertos del Ayuntamiento.

Cuando terminen las obras de O Parrote, solo circularán en superficie los vecinos y el transporte público	  quintana
Cuando terminen las obras de O Parrote, solo circularán en superficie los vecinos y el transporte público quintana

El concejal de Urbanismo, Xiao Varela, acudió ayer a revisar el nuevo espacio de La Marina abierto al público en compañía de dos expertos del Ayuntamiento. La Autoridad Portuaria abrió estos 18.000 metros cuadrados, a pesar de que el Gobierno local se negó a firmar la recepción de las obras, pero este todavía no está satisfecho. “Eu pedín en su  momento un informe sobre o material pero non nos foi remitido”, explicó Varela, que advirtió de que antes de proceder a la  recepción de la obra “temos que tener esos informes municipais”. 
Según el responsable de Urbanismo, sí existe un informe de deficiencias sobre O Parrote, pero no sobre La Marina, que es que precisan. Porque la apertura de ayer no es ni mucho menos el punto final de las obras, y hay muchos cabos que el Ayuntamiento quiere atar aunque Varela reconoció estar “satisfeito de que o espazo estea aberto o cidadano”. Uno de estos cabos son los equipamientos de hostelería que estaba proyectado instalar que primero eran dos, después uno, y ahora puede que ninguno. “O estamos estudiando urbanísticamente”, comentó el edil. 
Varela se mueve con pies de plomo para asegurarse de que se sigue el procedimiento debido.  El Gobierno local ya tenía previsto modificar la obra atendiendo a las reclamaciones de los vecinos, pero tampoco piensa hacerlo hasta recepcionar la obra de manos del Puerto, que es el que la ejecuta. Y para ello, primero tiene que demostrar que la obra es legal presentando la autorización  pertinente. Hasta entonces, el material que se compró para hacer las mejoras permanece en el almacén: “O que temos acopiado son uns bancos de protección do cantil e unhas zonas de sombra, que estaban previstos colocar na zona infantil de 0 a 3 anos”, aclaró. Pero hasta que la obra no sea recibida por el Ayuntamiento, escuchará a hosteleros  y a usuarios.

alegaciones
Varela también tendrá que escuchar las alegaciones de la Autoridad Portuaria, que insiste en que no es necesaria una autorización municipal para llevar a cabo las obras y que, por tanto, su legalidad está fuera de toda duda. El viernes se cierra el plazo para presentar esas alegaciones pero el concejal asegura que, a día de ayer, todavía no se habían recibido. Los mismos argumentos se escucharán el martes, cuando se reunirá la primera comisión de seguimiento de las obras para tratar este problema. 
El propio Varela reconoció que las dos posiciones se encuentran muy alejadas: “Haberá unha diversidade de criterios. A ver como empezamos a traballar para regularizalo e chegar a un punto de acordo”. Por su parte, el PP criticó que “por un capricho político” se haya retrasado la apertura de la zona y pide que se siga adelante con el plan para ajardinar y para amueblar “este nuevo salón”.

Comentarios