domingo 17/1/21

Un remolcador con dos gabarras se refugia en A Coruña después de que una de ellas se partiera

Un remolcador que transportaba dos gabarras hasta Lagos (Nigeria) tuvo que solicitar ayuda ayer y refugiarse por el mal tiempo en A Coruña, después de que una de estas estructuras partiese a la mitad. Debido a las previsiones de mal tiempo el buque, “Sun Essex” ya tenía previsto atracar unos días en la ciudad pero la situación se precipitó cuando sufrió este accidente.
la entrada en a coruña fue lenta y requirió de otros dos remolcadores pedro puig
la entrada en a coruña fue lenta y requirió de otros dos remolcadores pedro puig

Un remolcador que transportaba dos gabarras hasta Lagos (Nigeria) tuvo que solicitar ayuda ayer y refugiarse por el mal tiempo en A Coruña, después de que una de estas estructuras partiese a la mitad. Debido a las previsiones de mal tiempo el buque, “Sun Essex” ya tenía previsto atracar unos días en la ciudad pero la situación se precipitó cuando sufrió este accidente.

En concreto, en la medianoche del domingo al lunes la compañía responsable del transporte decidió entrar de arribada en el puerto, pero a la altura de Ares una de las gabarras se partió.

En estas condiciones pudo llegar hasta cabo Prior, en donde a primera hora de la mañana se desplazó el barco de Salvamento Marítimo “Salvamar Mirfak” para comprobar el estado de la embarcación y reconocer la zona, según informan desde la torre de control. Pero como ninguna de las gabarras llevaban pasaje, no fue necesario que intervinieran los servicios de emergencia. Por tanto, el remolcador, con bandera de Belice, tuvo que seguir los mismos trámites que cualquier otro barco para entrar en el muelle y en concreto, pasó toda la mañana en el exterior de la ría coruñesa esperando que le dieran permiso para entrar a puerto.

Una vez que se recibió este permiso hasta cuatro barcos acudieron para ayudar en la operación los remolcadores Sertosa 28 y 32, y la nave de los prácticos 5. Dos de estos profesionales fueron los encargados de atracar el buque en los muelles de A Palloza y del Este junto a sus gabarras, “Sapphire” y “Frisius”. También la “Sar Gavia” supervisó el proceso.

sin fecha límite

Se desconoce el número de días que estas embarcaciones permanecerán en A Coruña, aunque se prevé que no se vayan en toda la semana. La Autoridad Portuaria aclara que una de las estructuras está destrozada y, por tanto, ahora será la empresa responsable la que decida si tiene arreglo o cambian su plan. El barco procedía de Rotterdam.

Comentarios