sábado 16/1/21

El tráfico se desviará a las rondas de Nelle y Outeiro cuando haya atascos

Los técnicos admiten ante la comisión de movilidad que La Marina se puede abrir al tráfico en casos excepcionales

El túnel de La Marina permaneció cerrado durante horas por el accidente de un camión | javier alborés
El túnel de La Marina permaneció cerrado durante horas por el accidente de un camión | javier alborés

El Gobierno local planea que los vehículos se desvíen hacia las rondas de Outeiro y Nelle cuando se produzca una situación como la de hace una semana, cuando la zona centro y los accesos quedaron colapsados durante horas principalmente por el cierre del túnel de La Marina tras un accidente.

Los técnicos de circulación y de la Policía Local que participaron ayer en la comisión del área junto al concejal Daniel Díaz Grandío y a los grupos de la oposición reconocieron que existe margen de mejora a la hora de actuar ante situaciones como la semana pasada. Además, lo sucedido fue calificado como un asunto “de gravedad”.

Esta posibilidad de mejora pasa, entre otras medidas, por dirigir el tráfico hacia las rondas de Outeiro y Nelle de manera que no se colapse la zona centro. Esta fue la principal alternativa para actuar cuando se produzcan acontecimientos relevantes como el cierre del túnel. 

La postura de los técnicos modifica lo expresado por el alcalde y el concejal del área la semana pasada, quienes señalaron que la construcción del túnel había dejado pocas posibilidades de maniobra.

Los tres grupos de la oposición coincidieron a la hora de reclamar al Gobierno local que se elabore un protocolo de actuación para que no se improvise ante grandes atascos. 
En la Comisión de Movilidad de ayer no se aportaron informes sobre lo sucedido el lunes de la semana pasada y los técnicos fueron los que más intervinieron durante la hora y media que duró el encuentro.

Contradicción
Los técnicos reconocieron que existe la posibilidad de habilitar La Marina para la circulación de vehículos privados en caso de que se produzcan situaciones excepcionales. Esto tendría que hacerse durante un período de tiempo determinado y bajo unas condiciones de seguridad adecuadas con la coordinación de la Policía.

El punto de vista aportado por los técnicos también es contrario a lo defendido por el alcalde y el edil de Movilidad, quienes habían explicado que eran los técnicos quienes desaconsejaban la habilitación de este espacio por motivos de seguridad.

Durante el transcurso de la comisión también se especificó que el lunes de la semana pasada por la mañana había 17 policías locales de servicio, mientras que unas horas después se redujo a once agentes.

Reacciones
El resultado de la comisión no dejó demasiado satisfechas a las representantes de las formaciones de la oposición que acudieron al encuentro ya que entienden que el Gobierno municipal debe tomar medidas, la primera de ellas el establecimiento de un protocolo de respuesta.

El PP acusó al alcalde, Xulio Ferreiro, de “mentir” después de que en la comisión se comprobase que “no existe ningún informe ni ningún otro documento que impida abrir el vial de La Marina en situaciones excepcionales”.

“Miles de coruñeses se vieron atrapados durante horas en sus vehículos por la falta de gestión del Gobierno local, que no supo reaccionar para encontrar una solución ante el colapso circulatorio que acabó afectando a toda la ciudad”, expuso Begoña Freire.

La popular defiende que en la reunión “quedó claro que se actuó con total improvisación ante la falta de un protocolo para este tipo de situaciones”. Freire destacó que si se vuelve a producir un colapso parecido “el caos sería el mismo porque no hay un protocolo”, además de que el edil de Movilidad “insistiese en minimizar lo sucedido “en lugar de pedir disculpas a los miles de coruñeses los que se vieron atrapados”.

Por su parte, Yoya Neira agradeció las explicaciones que se dieron en la comisión, así como que se reconociese por parte de los técnicos y del concejal de Movilidad que la situación “fue grave y que existe un amplio margen de mejora”. La portavoz socialista alabó el trabajo de los técnicos municipales a pesar de la existencia de “falta de dirección política” ante estas situaciones.

Además, Neira requirió que el protocolo de actuación no sea una tarea solo del área de Movilidad, sino que debe estar coordinado con el área de Seguridad Ciudadana, competencia de la concejala Rocío Fraga, y con el alcalde. El objetivo es claro: “Que ningún ciudadano vuelva a estar colapsado durante horas porque no se están tomando las medidas adecuadas”. Además, también reclamó mayor presencia policial en estos casos.

Mientras, desde el BNG se propuso la elaboración de un protocolo mientras se trabaja en cambiar el modelo de movilidad de la ciudad. “A apertura da Mariña sería conxuntural”, explicó Avia Veira, una decisión que debería ir acompañada de señalización de los semáforos y coordinada por la Policía Local.

La portavoz nacionalista expuso que “non é posíbel que no centro da nosa cidade haxa un atasco durante horas sen que se actúe e reaccione, e mesmo logo se escuse cun éche o que hai”, aseguró criticando la actuación del Gobierno municipal.

Comentarios