viernes 23/10/20

Someso se revela como epicentro de la recuperación del sector inmobiliario

Los promotores apenas consiguen licencia municipal aunque quieran construir y, como ellos mismos han afirmado en distintas ocasiones, una gran mayoría ha optado por retomar el negocio en los municipios limítrofes con A Coruña

Los promotores apenas consiguen licencia municipal aunque quieran construir y, como ellos mismos han afirmado en distintas ocasiones, una gran mayoría ha optado por retomar el negocio en los municipios limítrofes con A Coruña. En la ciudad funcionan las obras sobre todo en dos núcleos que contaban con permisos anteriores a la crisis o que ni siquiera han parado por la recesión: los futuros polígonos residenciales de Náutica y el Parque Ofimático. Pero eso era hasta ahora, porque en los últimos meses algunas de las empresas propietarias de parcelas en el entorno de Someso no quieren renunciar a construir y han erigido la zona como punto neurálgico de la recuperación de la edificación después de la crisis aunque las licencias todavía estén en trámite.
Son de los pocos que se han atrevido a seguir adelante pese a no contar con permisos previos como sucedía en Náutica o el Ofimático pero, a la espera de respuesta del Ayuntamiento, no parece que la estrategia esté funcionando mal del todo. Ahora hay al menos dos residenciales en pleno proceso de comercialización. Uno de ellos estará ubicado detrás del edificio de Sindicatos y en cuanto comiencen las obras el hormigón sustituirá al gran estanque que se creó en el solar vallado con el paso de los años de la crisis y la falta de actividad en un socavón que ya se había abierto.
En este caso, a tan solo unos metros de la caseta de venta un cartel advierte a posibles compradores de que el 40% de la promoción ya ha sido reservada en plano, a pesar de que la documentación todavía está en María Pita. La cooperativa Torre Infinity tendrá viviendas de dos y tres habitaciones con unos precios a partir de los 133.000 euros.
Incluso a través de las redes sociales se anuncia la promotora que levantará la Torre Coliseum, en la que también se venderán pisos de protección autonómica de dos y tres habitaciones, garage y trastero, así como “espacios comunes” a partir de 120.000 euros más IVA. En este caso, permiten acceder a más información facilitando los datos de correo electrónico en un enlace.
Riesgo a pesar del stock
Todos estos movimientos del sector, cuya fecha de inicio real se desconoce, vienen a completar una zona que cada vez tiene más tirón como barrio residencial. Mientras justo al otro lado de Alfonso Molina avanzan nuevos edificios de cooperativas del Ofimático, en el lado que da a la Universidad y a los centros comerciales todavía hay tres edificios que se estrenaron hace relativamente poco.
Por lo menos dos de ellos aún cuentan con hogares disponibles a la venta y hasta casetas con agentes en momentos puntuales, pero a pesar de que existe una oferta otras constructoras han visto una oportunidad de recuperar el ladrillo en este barrio.
No es de extrañar, dado que, aunque los permisos tarden, los administradores de fincas reconocen que este verano se mantiene el interés por comprar. “Se está preguntando, incluso por algún edificio entero”, destacan. l

Comentarios