miércoles 21/10/20

Hasta cuatro siniestros en veinte minutos colapsan Alfonso Molina en dirección entrada

La circulación en Alfonso Molina era densa pero fluida, como es habitual los viernes, cuando cuatro accidentes en rápida sucesión (con una diferencia de veinte minutos del primero al último) llegaron a bloquear la dirección

La circulación en Alfonso Molina era densa pero fluida, como es habitual los viernes, cuando cuatro accidentes en rápida sucesión (con una diferencia de veinte minutos del primero al último) llegaron a bloquear la dirección entrada de la ciudad. No se registraron más que dos heridos leves pero durante más de una hora, desde las dos menos cuarto de la tarde hasta bien entradas las tres, la cola de vehículos llegó hasta el puente de A Pasaxe, mientras la Policía Local se afanaba por despejar la calzada.
El primer siniestro se registró a las 13.45 horas, justo a la salida de la AP-9, y consistió en un alcance múltiple en el que se vieron implicados tres vehículos. Inmediatamente, el intenso tráfico se vio afectado y comenzó el embotellamiento, pero la situación empeoró drásticamente cuando tuvo lugar un segundo alcance, esta vez entre dos turismos.
Debido a esta colisión, resultó herida la conductora de un turismo de iniciales A.O.A., que fue trasladada por una ambulancia del 061 al Complejo Hospitalario Universitario.

Motorista caído
Mientras llegaban las primeras patrullas de la Policía Local y trataban de organizar aquel caos, tuvo lugar el tercer siniestro, sin relación aparente con los otros dos, puesto que se localizó en el acceso a la avenida de Alfonso Molina a Matogrande. Allí, un motorista se cayó de su vehículo por causas no aclaradas, aunque no hubo ningún otro vehículo implicado. La víctima, de iniciales D.O.F.D., fue también trasladado por el 061 al Chuac con un pronóstico igualmente leve.
Dado que se trataba de una moto, la retención que podía haber provocado el accidente debía haber sido leve pero, minutos después, en esa misma vía se produjo un nuevo alcance múltiple con tres vehículos implicados, pero sin heridos, que cerró definitivamente al tráfico ese desvío, justo en el momento en el que docenas de vehículos procedentes de Pocomaco se dirigían a la ciudad.
De manera que, mientras la circulación se complicaba en Alfonso Molina en dirección entrada, debajo de la calzada, en la carretera de Pocomaco, también había retenciones.
Los policías locales consiguieron despejar los carriles laterales para abrir paso a la circulación, aunque el del centro se mantuvo cerrado mientras los bomberos trabajaban en él, limpiando la calzada de los fluidos derramados en los siniestros. En total, limpiaron un tramo de veinte metros.
También la circulación en dirección salida empeoró debido a los siniestros porque los conductores que abandonaban la ciudad frenaban la marcha para observar el espectáculo de los coches siniestrado y los servicios de emergencia trabajando, así que fue un mediodía complicado en Alfonso Molina. Sin embargo, no fue el único accidente que se registró en al ciudad ayer. En el polígono de Pocomaco, un coche que estaba abandonando la parcela C-8, realizó una falsa maniobra y acabó volcando. El vehículo permaneció así durante una hora hasta que lo retiró una grúa.

Comentarios