viernes 23/10/20

La ronda de Outeiro registra ya el doble de siniestros que Alfonso Molina

Aunque todos los coruñeses relacionan el fenómeno de la siniestralidad de Alfonso Molina, lo cierto es que, según las estadísticas de la Policía Local, la vía de la ciudad que registra más accidentes a lo largo del año no es esa, sino la ronda de Outeiro.

Agentes municipales atienden un siniestro en la ronda de Outeiro, en el tramo entre la avenida de Arteixo y la de Finisterre | pedro puig
Agentes municipales atienden un siniestro en la ronda de Outeiro, en el tramo entre la avenida de Arteixo y la de Finisterre | pedro puig

Aunque todos los coruñeses relacionan el fenómeno de la siniestralidad de Alfonso Molina, lo cierto es que, según las estadísticas de la Policía Local, la vía de la ciudad que registra más accidentes a lo largo del año no es esa, sino la ronda de Outeiro. El año pasado fueron 75: tanto como Alfonso Molina, la avenida de Finisterre y Juan Flórez juntas. Pero como recuerdan los propios agentes municipales, solo llevan la cuenta de los siniestros en los que la unidad de Tráfico redacta un atestado. Si se cuentan los que se saldan con un parte amistoso, la cifra total sería mucho mayor.


La mayoría de los siniestros son de carácter leve, y se reducen a alcances, sobre todo en el tramo que se extiende a uno y otro lado de la ronda de Outeiro, que registra una fuerte pendiente. A veces los conductores no frenan a tiempo ante un obstáculo imprevisto, o el cruce de un peatón, incluso en un paso de cebra, lo que ha dado lugar a que se registren atropellos graves. Además, los carriles exteriores suelen encontrarse obstaculizados en doble fila, lo que obliga a los vehículos a hacer virajes para continuar su camino y, al mismo tiempo, oculta a los peatones que van a cruzar la ronda a la vista de los conductores.


Pero la siniestralidad en la ronda de Outeiro, como en el resto de la ciudad, no ha bajado de forma apreciable en los últimos años, a pesar de los esfuerzos de las autoridades: el número total de siniestros registrados en la ciudad es de más de 900, y casi el 9% del total se da en esta vía, lo que es mucho más que en cualquier otra Tampoco se ha conseguido reducir el número de heridos que se situó en 491.


Casi cinco kilómetros
Como apuntan fuentes municipales, una de las razones de que se registren tantos siniestros es el tamaño de la ronda de Outeiro. Se trata de una de las vías más largas de la ciudad, que se extiende a lo largo de 4,6 kilómetros: desde la rotonda que la une con la avenida del Ejército hasta la que se encuentra frente al monumento del Millennium. Ese recorrido permite comunicar los barrios de A Gaiteira, Os Castros, Eirís, Os Mallos, Sagrada Familia, O Ventorrillo, Agra do Orzán, Labañou y Los Rosales.


Otra de las razones es que discurre por el barrio más densamente poblado de la ciudad, el Agra do Orzán. Como señalo una vez el concejal de Movilidad, Daniel Díaz Grandío, “ten a maior densidade de poboación da Coruña. En medio quilómetro cadrado viven 30.000 persoas. Densidade de poboación e densidade de vehículos”.


Obras de rehabilitación
El Gobierno local anunció que piensa realizar este año obras de renovación y rehabilitación de la ronda de Outeiro, en el tramo entre la avenida del Ferrocarril y la calle de la Merced. Son 940 metros en ambos sentidos de la circulación. A estos hay que añadir los que se contrataron para el trecho desde la avenida de Finisterre hasta la de Arteixo.


Se renovará el firme de la calzada, se repararán los elementos de drenaje, se repintará la señalización vertical y horizontal y se rebajará la cota de las tapas de los servicios con respecto al pavimento. También se aprovechará para reponer contenedores de basura y rampas de acceso a los garajes. En palabras de Xiao Varela, el concejal de Regeneración Urbana, se trata de “conseguir un espazo urbano de calidade”.


Los trabajos se realizarán de noche o los fines de semana, porque la ronda de Outeiro es una arteria principal en una ciudad que sufre un tráfico ya muy congestionado.

Comentarios