• Martes, 25 de Septiembre de 2018

Reportaje | La Torre de Hércules arroja luz sobre su pasado romano

Acercarse ayer al parque de la Torre de Hércules suponía emprender un paseo por la historia, de la mano de la asociacion Gallaecia Viva, constituida este mismo año. Ayer era el Día de la Romanidad, la efeméride que celebra la importancia

Reportaje | La Torre de Hércules arroja luz sobre su pasado romano

Acercarse ayer al parque de la Torre de Hércules suponía emprender un paseo por la historia, de la mano de la asociacion Gallaecia Viva, constituida este mismo año. Ayer era el Día de la Romanidad, la efeméride que celebra la importancia de esta cultura en la historia europea, y los figurantes quisieron mostrar a todos aquellos que se acercaron un atisbo de lo que era vivir en aquellos tempos, hace dos mil años, aportando un poco de luz que se añade a la que ya despide el único faro romano todavía en funcionamiento.
Los recreacionistas decidieron ofrecer tres escenas distintas a los presentes, en una serie de actividades ue comenzaron a las cinco y media de la tarde. Se celebrará, en primer lugar, una boda romana del tipo coemptio, una de las más solemnes: una venta simulada de la mujer que se realizaba en un acto s con la presencia de no menos de cinco testigos, todos ellos ciudadanos romanos.
Después se ofreció el culto del Ara Máxima a Hércules (aunque hay que recordar que el faro se consagró en su día a Marte, según una inscripción), en una recreación del más antiguo de los cultos a este dios grecorromano, en una ceremonia en que se cuidaron todos los detalles.
Después de tanta solemnidad, llegó el momento de la acción cuando se representó un combate de gladiadores en el que se enfrentarán Rodan, un ágil retiario, contra Valente, un blindado secutor. Un espectáculo por el que todos los pulgares se giraron hacia arriba. l