martes 20/10/20

Reportaje | El selfi llega al formato pintura en el MAC

“This Is Not An Exit [Esto no es una salida]” es la nueva propuesta expositiva del MAC. La trae la pareja formada por Muntean y Rosenblum, que decían en el museo que se pasan las 24 horas del día juntos y que esto le aporta a sus piezas de gran formato debate

La exposición se inauguró con una performance de parkour | pedro puig
La exposición se inauguró con una performance de parkour | pedro puig

“This Is Not An Exit [Esto no es una salida]” es la nueva propuesta expositiva del MAC. La trae la pareja formada por Muntean y Rosenblum, que decían en el museo que se pasan las 24 horas del día juntos y que esto le aporta a sus piezas de gran formato debate y reflexión y, sobre todo, la garantía de que ninguno de los dos caiga en la vanidad. Porque para eso está el otro, para darle un toque y seguir en ese camino de plantearse preguntas más que de encontrar respuestas, de sacarle punta a una sociedad que hoy convierte en iconografías a gatitos que salen lamiéndose en facebook.
Ellos sacan de contexto estas imágenes y le dan una monumentalidad que enciende la bombilla del pensamiento. El tándem toma el título de la muestra de la última frase de la novela “American Psycho”, de Brest Easton Ellis, donde el protagonista, que sabe que lo están persiguiendo, se mete en un bar. Es consciente de que esa no es la salida. La misma frase les sirve para conectar con el parkour, una práctica con la que conectan con sus creaciones, y que milagrosamente va encontrando salidas que el resto no ve.

Advertencia
También es advertencia de que por ahí no se avanza, que hay que cambiar y, en todo caso, su puesta en escena es una de las exposiciones estrella de este año en la ciudad con un austríaco y una israelí creando su propio estilo de “Self(ie)”, hecho con las fotos de los retratados colocadas en escenarios diferentes. En una segunda serie novedosa practican lo mismo, pero con vídeos virales de más de 100.000 visitas.
Los artistas, igual que los amantes del parkour, se alimentan de la cultura popular, utilizan códigos ocultos y juegan con ellos para dar con la solución para atravesar y superar contextos determinados, reflexionar y tomar decisiones.
Ninguno de los dos tiene perfiles en las redes sociales, pero a ambos les llama la atención “ese patetismo artístico y conceptual ya que se producen cientos de miles de visualizaciones a pesar de que las imágenes son banales.
Esto les interesa mucho y por eso, para llevarlo al lienzo, cambian la técnica y estiran el pincel, que aparece más suelto y expresivo. Y con su estilo renovado, también retratan la relación amor-odio que ellos y “creo que todos tenemos y de la que al final no podemos escapar porque, al mismo tiempo, miramos al gatito y es fascinante este lío en el que nos hemos metido”.
Practicantes del parkour señalaron en la presentación lo positivo que es acercar lo que hacen a otro tipo de gente, algo que no solo es entretenimiento, “también una forma de vida”.
Después están las citas literarias insertas en el cuadro como si fuera un pie de foto y que refuerzan más aún el contraste entre lo insignificante que alcanza a tanta gente y la cultura de verdad.
Muntean y Rosenblum son pareja artística desde 1992. Viven y trabajan entre Viena, Londres y Tel Aviv. Su obra de naturaleza conceptual mezcla historia con la calle. Es rap de los 70 y selfi descontextualizado. Provoca y no deja indiferente.

Comentarios