Lunes 10.12.2018

Reportaje | Un castro al que solo se accede en lancha neumática

En el mismo lugar que abastece de agua a la ciudad desde hace más de 40 años, un yacimiento romano sin prospectar resiste en un islote o eso al menos es lo que sostienen expertos como el museólogo Felipe Senén.

No es el único resto que existe en la zona, según el especialista Felipe Senén | pedro puig
No es el único resto que existe en la zona, según el especialista Felipe Senén | pedro puig

En el mismo lugar que abastece de agua a la ciudad desde hace más de 40 años, un yacimiento romano sin prospectar resiste en un islote o eso al menos es lo que sostienen expertos como el museólogo Felipe Senén.
Apenas nada se sabe del castro. Incluso cuando se aprobó el proyecto del embalse en 1975, se pasaron por alto los restos que tienen el agua como la mejor de las murallas. Al parecer, no es uno solo, sino varios, apunta el historiador, algo que viene de muy lejos, pero que quedó en el olvido pese a las leyes. Cuenta que al hacerse la obras en Cecebre, “los dejaron ahí sin prospectar previamente”.
En las orillas también se asoma la historia y en la desembocadura de los ríos Mero y Barcés: “É unha zona rica en asentamentos”. Sin embargo, “as normas que teóricamente protexen non o fixeron, igual que pasou cos hórreos e as murallas da cidade, que se están desfacendo pouco a pouco”.
De recuperar y adecentar el que tiene vistas al agua, se convertiría en un elemento “con unhas condicións incribles de protección como son as do propio lago”. No necesita vallas. En este sentido, Senén recuerda que cuando estaba en el castillo de San Antón realizó una catalogación de los castros, que “mencionan os grecolatinos no século I”.
El de Cecebre se suma a otros asentamientos localizados en Oleiros, “é dos que se preocupou por manter Gelo (Ángel García Seoane, alcalde de Oleiros)”.
En Abegondo tamén hai varios, según el experto, pero en ningún caso se tuvieron en cuenta los de la presa. Cree que se deberían documentar y comprobar lo que hay con una cata, “que ademáis non é unha medida costosa”. Una vez identificado el patrimonio, “habería que estudar a viabilidade” para un recurso natural, del que no culpa al Ayuntamiento, porque “apenas se coñece e se co coñecido non se fai nada”, de lo que casi no hay información menos, indica Senén, que añade que el embalse lo protege muy bien de la maleza y la vegetación porque hay casos en que las raíces de los árboles van levantando la cimentación. Para visitarlo, eso sí, es imprescindible hacerlo en lancha neumática.

Comentarios