lunes 3/8/20

La calle San Juan cobra vida de nuevo con la sesión vermú

Una de las travesías más concurridas los domingos para tomar algo se ha visto obligada a reducir el aforo y tomar medidas para evitar las aglomeraciones del primer día de reapertura. Ahora los locales contarán con terrazas para un mayor control
La calle San Juan es una de las preferidas por los coruñeses para tomar algo los domingos | quintana
La calle San Juan es una de las preferidas por los coruñeses para tomar algo los domingos | quintana

La calle San Juan es una de las más concurridas por los coruñeses a la hora del aperitivo, sobre todo los domingos. Durante los últimos años, el horario más habitual para asistir a los bares que componen esta travesía es por la tarde, pero la pandemia del Covid-19 obligó a frenar la actividad de los hosteleros de la zona y, por tanto, poner fin a las reuniones de cada fin de semana. Tras la reapertura de los establecimientos hace dos semanas se produjeron aglomeraciones y no se respetaron las medidas de distanciamiento social, por lo que varias patrullar de la Policía Local tuvieron que acudir a la calle para inspeccionar varios locales tras las denuncias vecinales.

Ahora, con la lección aprendida y con las esperanzas puestas en que no vuelva a repetirse la misma situación, los dueños de bares de la calle San Juan toman todo tipo de medidas para acceder a los locales. “Cuando abrimos de nuevo la gente tenía muchas ganas de venir a tomar algo y el primer día se descontroló todo”, comenta Adrián Montes, presidente de la Asociación de Hosteleros de la Calle San Juan. Desde aquel día, el 14 de junio, “todos los locales estamos haciendo control de acceso e intentando repartir a la gente para que no haya acceso de aforo en el interior”, añade.

Terrazas y más control
Esta nueva realidad es complicada para todos los hosteleros, dice, y es que “no tenemos el mismo volumen de gente por el control de acceso y por seguridad”. Para ello, Montes reconoce que entre esta semana y la siguiente “vamos a solicitar que haya terrazas fuera, tres o cuatro delante de cada local, y así poder tener más gente y más controlada”. Todos los establecimientos han abierto tras el confinamiento, y lo han hecho con una ampliación de horario. Desde las 11.00 horas ya se puede acudir a esta vía coruñesa en busca de un bar abierto, y otros bares que antes abrían a las 17.00 o a las 19.00 horas, han adelantado su apertura a las 15.00 y 17.00 horas respectivamente. “La gente viene sobre todo por la tarde y luego aprovechan para seguir la noche de marcha”, comenta. 

Desde la asociación de hosteleros de la zona reconocen que se reunieron con la alcaldesa de la ciudad, Inés Rey, hace un par de semanas para tratar una posible solución para la zona, una de las más demandadas para tomar algo en el centro de A Coruña y que ahora se ve obligada a atender a un menor número de personas. “Propusimos cerrar la calle y poner veinte o treinta mesas fuera para cada local, pero el Ayuntamiento no compartía la idea del cierre de una calle”, dice Montes. La alternativa que dieron desde el Gobierno local fue la posibilidad de colocar “de tres a cinco mesas por terraza, lo que también es una solución porque no vamos a trabajar al mismo ritmo y volumen los domingos pero sí que nos aseguramos un trabajo de forma diaria”, concluye el presidente de la asociación.

Comentarios