domingo 24/1/21

Las rebajas liberalizadas dosifican las compras de la mayoría de los coruñeses

Acostumbrados a ver carteles de saldos a lo largo de toda la temporada, los coruñeses se han tomado el período de rebajas con calma después de haber ido picando de forma paulatina en los meses anteriores.

Marineda City recibió la visita de muchos coruñeses, pero sin que produjeran atascos	javier alborés
Marineda City recibió la visita de muchos coruñeses, pero sin que produjeran atascos javier alborés

Acostumbrados a ver carteles de saldos a lo largo de toda la temporada, los coruñeses se han tomado el período de rebajas con calma después de haber ido picando de forma paulatina en los meses anteriores. Esto es consecuencia, según el presidente de la Federación de Comercio de A Coruña, Miguel Agromayor, de la liberalización de las rebajas. Prueba de ello es que el primer domingo con las tiendas abiertas no supuso grandes atascos en la entrada de los centros comerciales y la zona centro apenas notó la vorágine que otros años provocaban los descuentos.
La jornada transcurría con tranquilidad en todas las áreas comerciales de la ciudad. Es más, desde la Policía Local aseguraban que en la avenida de Arteixo no se agolpaban los coches en momentos puntuales como en otros años. Los coruñeses podían realizar sus compras sin el agobio de temporadas pasadas y los comerciantes materializaban una venta sostenida que muchos preveían antes de empezar la guerra de los precios: “No había ambiente ninguno”, decía Agromayor. Y es que el hecho de facturar en navidades más que en 2012 hacía pensar que los clientes se iban a plantear enero con serenidad.
El representante aseguraba que la tendencia es volver a los orígenes cuando no había ley que estipulara el inicio de las rebajas y los comerciantes las fijaban al final de la temporada para despachar los colores y modelos que no se llevarían en la siguiente. La llegada de las grandes áreas provocó el adelantamiento de los saldos y la posterior aprobación de una norma que los regulase. Con la liberalización, Agromayor cree que terminarán por realizarse en su momento natural para evitar que se acumule mercancía y se liquidarán antes. Según el comerciante, no se alargarán hasta los dos meses de antaño y las tiendas adelantarán en pocos días su nueva colección: “Esto no es lo que era. Las rebajas pasarán por la ciudad sin pena ni gloria”, afirmaba.
Por su parte, Antonio Amor, presidente de la asociación Zona Comercial Obelisco, decía estar satisfecho con la primera semana de saldos y señalaba que los coruñeses seguían la tónica consumidora de las navidades, donde se registraron más compras que en años anteriores. Añadía el representante que los descuentos arrancaban con fuerza y esperaba que el ritmo de venta no decreciese para que el sector pudiera salvar la temporada.
Una ruta por las tiendas deparaba ayer sorpresas en productos que incluso llegaban al 60 y 70% de descuento con respecto a su precio original. Excepto prendas y complementos con tirón entre los consumidores y que apenas han bajado un 10 o 20%, la mayoría están a la mitad o superan el 50%.
Agromayor apuntaba que el comportamiento actual de los consumidores responde a la compra puntual de ciertas cosas que necesitan para adquirir el resto de la lista una vez se produzcan las segundas y las terceras rebajas. Será entonces cuando las tiendas acabarán sus existencias y pasarán página. Para ir capeando el temporal con distintas promociones a lo largo de la primavera-verano.

Comentarios