lunes 30/11/20

Los primeros postores para la compra de Alcoa se perfilan entre rumores

La noticia de que hay varios grupos interesados en la compra de la planta de Alcoa ha corrido de boca en boca entre los trabajadores de la planta, que se han enterado de ello por los medios de comunicación. 

Los trabajadores de Alcoa, durante una protesta	 patricia g. fraga
Los trabajadores de Alcoa, durante una protesta patricia g. fraga

La noticia de que hay varios grupos interesados en la compra de la planta de Alcoa ha corrido de boca en boca entre los trabajadores de la planta, que se han enterado de ello por los medios de comunicación.  El presidente del comité de empresa, Juan Carlos López Corbacho, criticó que los empleados no han sido informados sobre la marcha de las negociaciones ni sobre posibles compradores de las plantas gallegas de aluminio. Sin embargo, también reconoce que no es una sorpresa que existan avances, porque concuerda con lo que les había dicho la actual propietaria en mayo, cuando les anunció que pensaba poner las instalaciones a la venta.
El País fue el que informó de la existencia de una sociedad formada por Atlas (un fondo de inversión propietario de la empresa española Aludium) y Alibérico (presidida por el gallego Clemente González Soler) para hacerse con las plantas de aluminio primario no solo de A Coruña, sino también San Cibrao (Lugo) y Avilés, con el fin de adelantarse al interés en estas factorías del grupo alemán Trimet y fondos de inversión extranjeros.
Como siempre, Corbacho lamentó la falta de transparencia del gigante siderúrgico americano, que no les tiene al tanto sobre los movimientos para su venta. “Como non temos información, non vamos a entrar a valoralo, porque sería meterse nun xardín”, explicó el presidente del comité de empresa. Al mismo tiempo, reconoció que la planta ha  recibido muchas visitas de extraños, presumiblemente representantes de las empresas interesadas. Por otro lado, la venta de las tres plantas eran un paso previsible después de que la dirección del gigante siderúrgico anunciara en septiembre del año pasado su intención de dividirse en dos compañías independientes como parte de un proceso de reestructuración que la entidad espera concluir en la segunda mitad de este año.

en el aire
Por otro lado, el hecho de que no hayan recibido ningún comunicado tampoco de la Consellería de Industria incita a Corbacho a creer que las negociaciones no están todavía muy avanzadas, puesto que pidieron al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que les mantuviera informados de su caso. Tampoco descarta movilizaciones, aunque considera que de momento es prematuro llevar a cabo actos de protesta. 
 Además, los trabajadores no están realmente en contra de la venta de la planta. La plantilla coruñesa, de cerca de 370 empleados, podría verla incluso como una forma de despejar la incógnita que por el momento envuelve su futuro. Eso sí, Corbacho, advirtió que, una vez obre en su poder la documentación necesaria, exigirá al nuevo dueño de la fábrica un proyecto industrial en toda regla que garantice su supervivencia. 
 Los empleados de la planta de aluminio llevan varios años luchando por que la fábrica no se cierre. “La gente está cansada”, reconoce Corbacho pero un intento de cierre encontrará con “oposición rotunda” .

Comentarios