miércoles 2/12/20

El PP acusa a la Marea de manipular los datos sobre los jardines históricos

El Partido Popular culpa a la concejala de Medio Ambiente, María García, de “manipular” los datos del contrato de mantenimiento de jardines históricos.

El jardín de San Carlos es una de las zonas verdes históricas de la ciudad | patricia g. fraga
El jardín de San Carlos es una de las zonas verdes históricas de la ciudad | patricia g. fraga

Desde la formación entienden que la concejala “falta a la verdad”  cuando asegura que el anterior contrato de jardines históricos solo contaba con “dos trabajadores”, cuando lo que estaba estipulado era que hubiese seis con un coste de 136.000 euros, una cantidad estimada según costes salariales existentes y convenios a los que estaban adheridos los empleados.
Los populares consideran que María García “manipula los datos”  al defender que los trabajadores “no tenían unas condiciones dignas”. Además, entienden que la concejala es “tendenciosa” al hablar de que solo dos eran los que mantenía el contrato para Méndez Núñez cuando en el contrato también entran el resto de jardines históricos. 
Por esta razón indican que la responsabilidad de que la empresa concesionaria no contase con los trabajadores estipulados en el contrato “es porque la concejalía no fue capaz de comprobarlo”. Los populares hacen referencia a un punto del pliego de prescripciones técnicas del contrato en el que se recoge que se debe “disponer del personal en cantidad suficiente para cumplir las prestaciones objeto del servicio”. En este mismo apartado se especifica que la adjudicataria deberá tener las “correspondientes plantillas de trabajadores necesarias para cubrir los puestos de trabajo precisos para la ejecución de los trabajos”.
El Ayuntamiento anunció recientemente que plantea un aumento en el número de trabajadores de este contrato hasta nueve personas.
Desde el PP muestran su disconformidad no solo respecto al número de trabajadores, sino también con el presupuesto total del contrato.
La formación entiende que según los datos que se hicieron públicos “no se deduce ninguna prestación nueva” aunque se incrementa el precio del contrato “en un 80% y no en un 45%” como afirma el Gobierno local ya que el coste inicial pasa de 262.546 euros a 471.735 euros.
“La concejala de Medio Ambiente quiere tapar su ineficacia e incapacidad acusando al anterior gobierno cuando el contrato es perfectamente legal, como ya declararon los tribunales de contratación, dejando en ridículo al Gobierno municipal que no quería adjudicarlo sin motivo”, aseguran desde el PP, que añade que “se incorporaron nuevas prestaciones, nuevas tipologías de mantenimiento, controles de calidad de los trabajos y cláusulas sociales que lo han hecho un pliego ejemplar”.

Comentarios