domingo 17.11.2019

La Policía puso 300 multas en la primera semana de campaña contra la doble fila

Esta cantidad supone más del doble con respecto a las sanciones habituales por 
mal aparcamiento
A pesar de la campaña puesta en marcha hace diez días todavía existen automóviles que aparcan en doble fila | Patricia G. Fraga
A pesar de la campaña puesta en marcha hace diez días todavía existen automóviles que aparcan en doble fila | Patricia G. Fraga

La primera semana de campaña del Ayuntamiento contra el mal aparcamiento y en especial la doble fila dejó más de 300 multas impuestas directamente por la Policía Local.

Esta cantidad de sanciones impuestas durante la semana pasada supone más del doble de las que se ponían antes del comienzo de esta campaña para mejorar la circulación y la seguridad de peatones.

En estas 300 multas que pusieron de manera los agentes de la Policía Local se incluyen las motivadas por automóviles en doble fila, aparcados en pasos de peatones, sobre aceras y otros aparcamientos incorrectos.

Estos castigos fueron tramitados por agentes y todavía no hay datos procedentes de las cámaras

La cantidad de sanciones durante los primeros días de la campaña podría haber sido todavía mayor pero la Policía Local, además de castigar, dedicó bastante tiempo a labores instructivas y por eso en muchos casos solo hubo advertencias a los conductores que se libraron del pena económica.

Estas 300 multas fueron tramitadas de manera directa por los 80 agentes de la Policía Local que se están encargando de ejecutar en la calles esta campaña impulsada desde el Ayuntamiento.

A ellos se unen más de 35 cámaras situadas en calles denominadas Vía Prioritaria Vigilada (VPV) y entre las que se encuentran Juan Flórez, Fernando Macías o la avenida de Oza. Estos equipos estaban instalados desde hace tiempo pero sin llegar a utilizarse para controlar, algo que cambió el pasado lunes.

Estas cámaras colaboran con los agentes de Policía en las tareas de vigilar los malos aparcamientos pero todavía no existen datos sobre las sanciones que tramitaron en sus primeros días de funcionamiento debido a que el programa informático con el que trabajan realiza un vuelco de datos que tarda más tiempo que las multas tramitadas directamente.

El objetivo es que los conductores tomen conciencia y desaparezcan los aparcamientos irregulares

Habitualmente estos equipos funcionan con un plazo de tres minutos pero la puesta en marcha de la campaña y de su utilización para sancionar llevó a los rectores del 092 a incrementar ligeramente este tiempo para que no se produzca un aluvión de multas.

El objetivo es evitar que ahora se produzca algo similar a lo sucedido con las cámaras de La Marina cuando comenzaron a funcionar en abril de 2017 y que en ocho meses de ese año llegaron a imponer más sanciones que toda la plantilla de la Policía Local durante los doce meses de un ejercicio.

El Gobierno local asegura que esta campaña contra el mal aparcamiento no se trata de algo puntual y que se mantendrá de manera permanente con el objetivo de que sean los propios conductores los que cambien sus hábitos y dejen de cometer infracciones de este tipo. La alcaldesa, Inés Rey, aseguró antes de que empezase la iniciativa que la problemática había alcanzado niveles por encima de lo aceptable y que era necesario actuar.

Barrios

La campaña contra el mal aparcamiento se extiende a toda la ciudad aunque en los primeros días la atención se centró principalmente en la zona centro de la ciudad, que es la que cuenta con un mayor flujo de tráfico, y en avenidas y rondas.

Sin embargo no se quedará ahí y progresivamente se actuará en los barrios de la ciudad, que en algunos casos son auténticos nichos para los aparcamientos irregulares.

De hecho, en algunos se aprovecha que la circulación es menor que en vías principales para dejar los automóviles mal aparcados durante largos períodos aprovechando la menor visibilidad y que hay menos control por parte de la Policía Local.

Comentarios