martes 29/9/20

La Policía Local intensifica sus controles por el centro para tratar de frenar el avance de la epidemia

Los agentes visitaron por la mañana la calle Real y por la tarde, la plaza de Lugo en busca de posibles infractores
Dos policías hablan con un hombre que no lleva puesta la mascarilla | pedro puig
Dos policías hablan con un hombre que no lleva puesta la mascarilla | pedro puig

Los malos datos que no han dejado de conocerse en las últimas semanas preocupan a las autoridades, que consideran que la ciudadanía no está adoptando todas las precauciones debidas. Por eso la Policía Local está aumentando la vigilancia, realizando frecuentes controles por la zona centro, la más concurrida de la ciudad, para asegurarse de que todo el mundo lleva la mascarilla puesta, entre otras medidas. “Algo ase está haciendo mal y vamos a estar toda una semana con estos controles hasta que los datos vuelvan a enderezarse”, señalan. 
La alcaldesa, Inés Rey, siempre ha tenido muy a gala “el comportamiento ejemplar” de los coruñeses, pero los agentes municipales señalan que “puede ser ejemplar el 99%” de la población, pero basta el 1% restante para provocar nuevos brotes, tratándose de una enfermedad tan contagiosa. 

Así que desde el Ayuntamiento han pedido a la Policía Local que redoble sus esfuerzos. Aunque el personal no ha aumentado, ayer se pasaron por la plaza de Lugo y la calle Real, dos de los lugares más concurridos de la ciudad. Aunque gran parte de los presentes llevaba la mascarilla, también encontraron a infractores, ya fueran transeúntes o clientes de locales de hostelería que fueron sorprendidos in fraganti. A la mayoría, los agentes municipales se limitaron a amonestarlos. 

Sanciones
Desde que la Xunta volvió a asumir el control en lo que a la crisis sanitaria del Covid-19 se refiere, la Policía Local ha tramitado unas 80 multas a particulares por no llevar la mascarilla puesta, lo que conlleva sanciones de 100 euros. En localidades gallegas más pequeñas, pero con gran afluencia turística, la cifra de sanciones por no vestir la mascarilla sobrepasaba las 100, sólo durante el primer fin de semana en el que se instauró la obligación.

Sin embargo, los agentes aseguran que están vigilando y haciendo labores sobre todo de prevención, especialmente en el ocio nocturno. 
La prohibición de los botellones supuso un avance en este sentido, así como la limitación del aforo al 50%. El sábado pasado multaron a un único local, en Elviña, por haberlo sobrepasado, a pesar de que los agentes comenzaron a inspeccionar toda la ciudad para vigilar su cumplimiento y consideran que eso es una prueba de que los hosteleros, están cumpliendo.

Comentarios