miércoles 21/10/20

Pocomaco exige que se agilicen las obras en Mesoiro para evitar los atascos

El presidente del parque empresarial de Pocomaco, Rubén Ocampo, pedía ayer agilidad por las obras que inhabilitan el tramo de carretera que conecta desde la glorieta del polígono con Mesoiro .

El embotellamiento se produce a primera hora de la mañana	javier alborés
El embotellamiento se produce a primera hora de la mañana javier alborés

El presidente del parque empresarial de Pocomaco, Rubén Ocampo, pedía ayer agilidad por las obras que inhabilitan el tramo de carretera que conecta desde la glorieta del polígono con Mesoiro por trabajos en la canalización del río. Tras tres jornadas de importantes retenciones, el responsable exige al Gobierno local y al Ministerio de Fomento que apuren al máximo el proyecto con el objetivo de causar los menores perjuicios posibles a los que acuden a su puesto de trabajo por la mañana y tienen que esperar entre 20 y 30 minutos en la rotonda.
Y es que los dos carriles del vial que llevan a la glorieta se convierten estos días en uno ya que los conductores eligen la misma salida, al estar cerrada la que conecta con Novo Mesoiro, a excepción de los que tuercen dirección O Birloque, que son los menos. A las colas que llegan a la altura de Carrefour hay que sumarle el embotellamiento que se produce cuando una vez en la intersección se juntan con los turismos que vienen de O Martinete.
Es por eso que el afectado reclama que se agilice el tráfico interior de Pocomaco para que los coches que superen la rotonda se dirijan rápidos a su empresa “a la máxima velocidad posible y sin que haya separación entre vehículos”. Añade que la regulación del tráfico por parte de la Policía Local sería positiva en este kilómetro de carretera y apunta a que las mayores esperas tienen lugar entre las 07.45 a las 09.30, justo al comienzo de la jornada laboral.
La vuelta, explica, resulta mejor porque en este caso, funcionan los dos carriles de salida y no se producen apenas tapones. Ocampo asegura haber mantenido conversaciones tanto con Fomento como con el Ayuntamiento para que intenten acortar el tiempo estimado de finalización de la actuación, que está previsto para el próximo 14 de agosto. El representante recuerda que fueron ellos los que advirtieron a la administración que aplazase los trabajos hasta los meses de verano para evitar los colapsos ya que en julio muchos empleados del polígono se encuentran de vacaciones y el flujo de turismos disminuye: “De hacerlo en mayo o junio, las retenciones llegarían hasta Alfonso Molina”.
Aún así, el presidente es consciente de que son pocas las soluciones para el tráfico, ya que tienen que pasar necesariamente por la misma conexión los que trabajan en Pocomaco y los que viven en los barrios del entorno. Ocampo se pone a disposición de las instituciones para colaborar en lo que sea necesario con el fin de reducir los días de ejecución.
Por su parte, el BNG exigía ayer a María Pita que tomase las medidas pertinentes para reducir el impacto que están produciendo las obras en la zona. Aseguran que los vecinos ya se han puesto en contacto con el partido para denunciar la falta de información por parte del Gobierno municipal en relación a los trabajos y en lo que respecta a las alternativas que dan para circular con los vehículos. Los nacionalistas critican a Carlos Negreira por no comunicar las consecuencias del proyecto a los residentes.

Comentarios