viernes 23/10/20

La plantilla de Alcoa denuncia una dejadez de funciones de la empresa

El comité de empresa de Alcoa Inespal Coruña acusó ayer a la empresa de “no cumplir con su deber” en un papel de mutua de accidentes que, según los empleados, se tomó en 2015

Imagen de archivo de la factoría de Alcoa en el polígono de A Grela | aec
Imagen de archivo de la factoría de Alcoa en el polígono de A Grela | aec

El comité de empresa de Alcoa Inespal Coruña acusó ayer a la empresa de “no cumplir con su deber” en un papel de mutua de accidentes que, según los empleados, se tomó en 2015 a través de un acuerdo con el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). La plantilla ve una dejadez de funciones en la atención a las dolencias de carácter laboral ya que los afectados son remitidos a los centros de salud con el consiguiente perjuicio tanto en la lentitud de la atención como en la documentación y facturas derivadas.
El comité explica que Alcoa Inespal en A Coruña se convirtió “en entidad colaboradora” de la Seguridad Social en 2015 “pasando a ocupar el papel de mutua en lo relativo a accidentes de trabajo y enfermedades profesionales”, es decir, a ser una especie de “autoseguro”.

La medida sería correcta si no fuera porque “en la mayoría de los casos cuando un trabajador sufre un accidente o dolencia en horario de trabajo y acude al servicio médico de la empresa, el médico del autoseguro termina derivándolo al servicio público de salud”. Según los representantes de los trabajadores esto se llega a hacer, en muchos casos, por vía telefónica y sin siquiera “reconocer al trabajador” afectado.
El comunicado enviado por el comité incide en que “esta práctica provoca que los trabajadores una vez están de baja por la Seguridad Social tengan que realizar una reclamación ante el INSS para cambiar la determinación de la contingencia” y que aparezca de forma correcta como enfermedad profesional.

Desesperación
El presidente del comité, Juan Carlos López Corbacho, sostiene que la empresa “no está cumpliendo con su deber” y que está moviéndose por otros intereses “en vez de proteger los derechos de sus empleados”.
Estos afirman que cuando son enviados a los centros sanitarios normales ni siquiera se les facilitan papeles conforme padecen una dolencia laboral, lo que causa problemas a los pacientes que a veces se quedan “en tierra de nadie” porque de un sitio los envían a otro. Asegura que se han dado varios casos en los que el facultativo de la Seguridad Social reconoce una enfermedad laboral y lo vuelve a enviar a Alcoa, que a su vez repite el proceso.

En medio de esta confusión se han dado casos de operarios a los que el Sergas –tras acudir a un centro de salud o a Urgencias del hospital– les ha reclamado un parte de accidente o les ha mandado la factura de los gastos por la atención que se les ha brindado, algo que después deben gestionar a su vez con la compañía. Corbacho asegura que si salen a denunciar la situación es por “desesperación” porque se han dado muchos casos sin que haya solución. Por ello también han pedido una reunión con la Dirección de la Seguridad Social.

Comentarios