lunes 09.12.2019

El plan de movilidad sustituirá las 23 líneas del mapa actual del bus

A punto de acabar este año, la Concejalía de Movilidad Sostenible sigue enfrascada en el plan que pretende revolucionar el transporte público en la ciudad y que el concejal del área, Daniel Grandío anunció para el próximo año.

El objetivo es que el bus se convierta en el transporte preferido de los coruñeses	pedro puig
El objetivo es que el bus se convierta en el transporte preferido de los coruñeses pedro puig

A punto de acabar este año, la Concejalía de Movilidad Sostenible sigue enfrascada en el plan que pretende revolucionar el transporte público en la ciudad y que el concejal del área, Daniel Grandío anunció para el próximo año. El objetivo es derrotar al vehículo privado como el medio de transporte preferido por los coruñeses y eso obligará a hacer cambios radicales. “A realidade é que van a desaparecer todas as líneas actuais”, advirtió el edil.
Existen 23 líneas que se despliegan con una malla por toda la ciudad, sin contar servicios como el bus Búho o el que conecta con la universidad, pero ninguna de ellas sobrevivirá. “Iso non quere decir que non haxa outras que as suplan na súa maior parte”, aclaró Grandío. Por su parte, la Compañía de Tranvías se encuentra en una incómoda postura: por un lado, debe complacer a su cliente, el Ayuntamiento. Por otro, las declaraciones de sus responsables son bastante tibias al hablar de posibles reformas. e deduce que piensan que el sistema actual funciona y que no existe la necesidad de cambios radicales. “Todo es mejorable, porque la ciuda cambia, pero a pesar de todo, yo creo que la red está basatante bien. Los usuarios tienen una satisfacción alta”, declaró el gerente de la Compañía, Ignacio Prada, la semana pasada.

frecuencias
El Ayuntamiento piensa implantar el plan de movilidad del espacio público elaborado por Salvador Rueda en 2011, y que nunca se hizo realidad más allá de los trabajos previos. Se basa en el concepto de supermanzana: cerrar varias calles pequeñas al tráfico para que la circulación se limite a las grandes arterias, como las rondas y las avenidas. En las calles pequeñas, destinadas a peatones y ciclistas solo puede entrar el residente, la carga y descarga, los servicios y las emergencias. En cuanto a las nuevas líneas de bus, su trazado discurrirá entre estas supermanzanas.
Todo se hará de forma casi simultánea. “Non hai un impedimento para que primero vaia esa política de recuperación do espazo público coa reestructuración das líneas de espazo público. Van a ir da mán”, aclara el edil.
El sábado pasado, en un “Dillo ti”, Grandío declaró: “O sistema de transporte público na cidade está enfermo”. El concejal se refería así a que en el actual mapa de rutas solo cuatro de las 23 líneas que existen actualmente tiene una frecuencia de paso inferior a quince minutos. Por eso el plan es reducir las líneas a la mitad, porque así se puede destinar el doble de vehículos a una misma ruta.
Con esa idea en mente, el concejal espera que la duración de la frecuencias sea de cinco o seis minutos en la mayoría de los casos. Pero para que pueda hacerse realidad es necesario reducir el recorrido de las líneas, de manera que los transbordos serán más frecuentes.
Dichos transbordos se realizarán en puntos estratégicos, intercambiadores como la plaza del mercado de Monte Alto o la de Pontevedra. La idea que transmitió Grandío y por la que pasa la reordenación es “coller o bus no teu barrio, ir a un punto de intercambio e en pouco tempo coller outro” con el que llegar al destino final. n

Comentarios