Domingo 16.06.2019

El período de sombra electoral limitará los actos municipales a partir del próximo martes

Hasta después de los comicios de mayo no se podrán hacer actos de promoción de proyectos o que induzcan al voto

La presentación del derribo de la ronda de Nelle podría verse afectada | quintana
La presentación del derribo de la ronda de Nelle podría verse afectada | quintana

A noventa días de que se celebren las elecciones municipales y a menos de dos meses de las generales, el próximo martes comenzará el conocido como período de sombra, en el que el Ayuntamiento y el resto de administraciones no podrán llevar a cabo actos relativos a logros o que induzcan al voto.

La Ley Orgánica del Régimen Electoral General señala que “queda prohibido realizar cualquier acto de inauguración de obras o servicios públicos o proyectos de éstos, cualquiera que sea la denominación utilizada, sin perjuicio de que dichas obras o servicios puedan entrar en funcionamiento en dicho periodo”, como se explica en el punto tres del artículo 50.


En este caso la proximidad de ambas citas electorales provoca que el período en el que no se pueden hacer anuncios o inauguraciones sea más prolongado de lo habitual.

Esta situación afectará al Gobierno local, que tiene pendiente de presentar algunas iniciativas como son el derribo del viaducto de la ronda de Nelle o el traspaso del personal de las cinco bibliotecas gestionadas por una empresa a Emvsa.


Esta situación no quiere decir que estos proyectos no se puedan poner en marcha, pero lo que no podrá hacer el Gobierno local a partir del próximo martes es presentarlos de manera pública. La intención del Ayuntamiento era presentar el proyecto de demolición del viaducto de la ronda de Nelle a mediados del próximo mes, algo que según esta normativa no se podría llevar a cabo como se hace de manera habitual con estos proyectos.

La portavoz del PP, Rosa Gallego, fue cuestionada por este período y los actos que el Ayuntamiento podría hacer. “Cada partido tiene que saber lo que puede hacer”, dijo Gallego, quien añadió que van a “vigilar” lo que se haga desde María Pita. La ausencia de un nuevo presupuesto supone que el Ayuntamiento tenga menos proyectos que se puedan ver afectados, aunque los posibles cambios en las cuentas abrirían el abanico.

Comentarios