jueves 18.07.2019

Los operarios de Alcoa trasladan sus protestas a la factoría de San Cibrao

Cortaron el paso a los camiones de manera intermitente  en la fábrica que gestiona la producción de Europa y Arabia Saudí

Los trabajadores de A Coruña contaron con el apoyo del comité de empresa de San Cibrao | Eliseo trigo/EFE
Los trabajadores de A Coruña contaron con el apoyo del comité de empresa de San Cibrao | Eliseo trigo/EFE

Las reivindicaciones de los trabajadores de la factoría de Alcoa en A Coruña se trasladaron ayer desde el polígono de A Grela hasta las puertas de la fábrica de San Cibrao, en Lugo, donde se gestiona la producción de Europa y Arabia Saudí. El comité y decenas de operarios, acompañados del comité de empresa de la planta lucense que es la única que piensa mantener abierta la multinacional, exigieron que se retire el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y que se mantenga abierta la fábrica. A nivel local, la jornada de huelga de 24 horas  se desarrolló con normalidad con unos servicios mínimos encargados del mantenimiento y la seguridad de la industria.


Unos 70 operarios de Alcoa se quedaron ayer en la fábrica de A Grela haciendo tareas de mantenimiento y seguridad y procurando que las máquinas no parasen porque, como volvió a subrayar el presidente del comité de empresa, Juan Carlos López Corbacho, es algo que no se pueden “permitir” porque si no los elementos quedarían inservibles para arrancar de nuevo la actividad. Con una huelga de 24 horas dentro de la normalidad, un amplio grupo de trabajadores partió de madrugada hacia San Cibrao para apostarse a las puertas de la fábrica que la multinacional tiene en la localidad lucense. 

El objetivo era seguir dando visibilidad al conflicto, a pesar de que el martes tengan que regresar a Madrid a la mesa de negociación con la compañía. Así la plantilla, que contó con el apoyo del comité local, exigió paralizar el cierre y garantizar el mantenimiento del 100% del empleo en A Coruña. Confiaban en que se acercasen algunos compañeros desde Avilés para hacer lo propio. 

Temor en la planta de Cervo
Sobre las acciones realizadas, Corbacho explicó que se hicieron ver pero dejaron entrar y salir a todos los operarios porque allí no están en huelga. No fue así con la totalidad de los camiones que acudieron a un punto neurálgico para la producción del grupo, pues desde Lugo se gestiona la producción de Europa y Arabia Saudí. “Entre as 11.00 e as 11.30 horas cortamos a entrada”, contó, y posteriormente hubo algunas otras interrupciones del tráfico a lo largo de la jornada. 

Los distintos comités aprovecharon para hablar y anunciaron también acciones conjuntas, aunque de momento hay prevista alguna actividad el lunes en la ciudad que no quisieron desvelar. El representante de los trabajadores en San Cibrao, Xosé Paleo, reconoció que el futuro “será corto” también para la factoría de Cervo si no se soluciona “el problema de la energía”. De hecho, lo que está sucediendo en A Coruña y Avilés ha suscitado preocupación.

Comentarios