viernes 4/12/20

Los okupas de la Comandancia prevén boicotear un acto municipal

El conflicto entre los okupas de la Comandancia de Obras y el Ayuntamiento continúa. La asamblea del Centro Social Okupado (CSO) A Insumisa ha hecho un llamamiento en la redes sociales .

Los okupas recibieron con pancartas a los concejales del Gobierno local en la última reunión | patricia g. fraga
Los okupas recibieron con pancartas a los concejales del Gobierno local en la última reunión | patricia g. fraga

El conflicto entre los okupas de la Comandancia de Obras y el Ayuntamiento continúa. La asamblea del Centro Social Okupado (CSO) A Insumisa ha hecho un llamamiento en la redes sociales para boicotear el proceso municipal para la creación de las Naves de Metrosidero, el proyecto que quieren implantar en las viejas instalaciones militares. Mañana tendrá lugar en el centro cívico de la Ciudad Vieja la primera sesión de trabajo abierta al público para decidir cómo se va a gestionar las Naves de Metrosidero y los okupas van a estar allí.

De esta manera, los antisistema quieren demostrar su “total rexeitamento” a la “fagocitación” de un espacio que consideran que ya está abierto al público, puesto que celebran actividades como conciertos o talleres, estos últimos con carácter gratuito. Consideran que el proyecto municipal, que quiere destinar las viejas instalaciones militares a actividades juveniles, es una copia.
No es la primera vez que los okupas se manifiestan ante el centro cívico de la Ciudad Vieja: en las dos ocasiones en las que el Gobierno local ha celebrado una reunión allí, los concejales fueron recibidos por los antisistema con pancartas en los que se podía leer “A Insumisa non se vende”.

Burlas
El desencuentro entre los antisistema y la Marea Atlántica (que cuenta entre sus filas a varios antiguos okupas) parece total. La semana pasada, la asamblea de A Insumisa aprovechó la ocasión que le brindaban las alegaciones al desalojo para burlarse del Ayuntamiento con una serie de propuestas jocosas. ”Alegamos que concedemos ao consistorio e os seus secuaces o xeneroso prazo de dez días hábiles para: depoñer a súa actitud hostil e represora, destinar ó millón de euros para o Proxecto cárcere, a instauración da Renda Básica Universal, remunicipalización de la ORA...”, señalaban en una de ellas.

Ayer, el alcalde, Xulio Ferreiro, reconocía que, tras haberse cerrado al semana pasada el periodo de alegaciones, todavía desconoce si se presentaron algunas, como aseguran los antisistema pero aseguró que, en caso de que los haya, se las responderá debidamente.

En todo caso, el regidor confirmó de que por el momento sigue sin haber ningún acercamiento con el colectivo okupa y que el tienen previsto seguir el proceso normal para desalojo. Expertos consultados opinan que el siguiente paso sería publicar en el Boletín Oficial de la Provincia, a pesar de que los okupas recogieron el documento judicial que les anunciaba el inicio del proceso.

Comentarios